“Si nos putean es porque hacemos las cosas bien”

LA RESPUESTA DE PISANDELLI

Pedro Pisandelli, responsable pampeano de la CNRT se refirió al secuestro de las dos combis municipales (de Catriló y Lonquimay) que efectivizó ese organismo porque iban con pasajeros que habían pagado por el servicio. “Constatamos que los vehículos hacían viajes que no correspondían, por eso se produce su retención”, le explicó a Radio Noticias.
Estimó que las unidades municipales estarán secuestradas por el término de 20 días “porque hacían algo ilegal, perjudicando a los empresarios que tienen esos vehículos en condiciones”.
“Debemos evaluar la seguridad de los pasajeros, el usuario es preciado ante cualquier siniestro y si hubiese ocurrido una fatalidad, irían a buscar al responsable: el municipio, porque el seguro no contempla el siniestro. Y también caería el peso de la ley sobre la CNRT”, sostuvo Pisandelli.
“Los pasajeros de las combis nos dijeron que pagaban un canon mensual para que el municipio los llevara, por lo tanto hay un fin de lucro. Si se hace un fin social, no se puede cobrar y el tema pasa por la responsabilidad en caso de accidentes. No tenían contrato ni lista de pasajeros, uno de los conductores no tenía la licencia de la CNRT, en los papeles de una figuraba que era para uso rural. No tenían tacógrafo ni luces de emergencia”, añadió el funcionario.
“Ellos (las comunas), no pueden volver a prestar este tipo de servicios, porque cobran; pueden hacer viajes autorizados por Provincia (Transporte, dentro del territorio pampeano). Esto ya pasó hace un año cuando una empresa hacía el servicio puerta a puerta con estudiantes a Bahía Blanca y motivó nuestra actuación ante la queja de dos empresarios que cumplían con las reglas”, puntualizó seguidamente.
“Si me putean es porque estoy haciendo bien mi trabajo, pero me duele porque trabajo para salvar vidas”, acotó finalmente Pisandelli.