domingo, 19 septiembre 2021
Inicio La Pampa "Siento que me ataron de pies y manos"

«Siento que me ataron de pies y manos»

LA ESTAFARON CON UN CREDITO

Desde el pasado 5 de mayo, la santarroseña Paula Negrotto vive un calvario que lamentablemente es cada vez más frecuente, ocasionado por los delincuentes o estafadores virtuales o telefónicos. En su caso le hackearon el Home Banking, le sacaron un crédito por $500 mil y ahora el Banco Hipotecario le mandó el resumen de cuenta con la primera cuota.
«Siento que estoy atada de pies y manos, esta situación es desesperante», expresó Negrotto en declaraciones a LA ARENA al tiempo que manifestó su preocupación porque el Banco Hipotecario ya le envió un mail con el aviso de pago de la primera cuota de un crédito que nunca tramitó: «Me meto al mail y veo que me mandaron el detalle y me quieren cobrar 35.656 pesos».
Según contó la damnificada, ese cobro vence el 4 de junio próximo, y su mayor miedo es que efectivamente se lo cobren de manera automática. «Si pago la cuota del crédito estoy asumiendo y reconociendo que fui yo quien sacó el crédito y no es así. Además todos los meses pago la cuota del Procrear y no quiero depositar plata en la cuenta», relató.
Su caso salió a la luz días atrás y se sumó a una lista de clientes y clientas damnificados por entidades bancarias con sucursales en La Pampa. En la mayor parte de los casos se repite la fórmula: se vulnera fácilmente la seguridad de la cuenta, se saca un crédito de manera rápida y sin trabas, se deposita en otra cuenta y, cuando se hace el reclamo, la entidad bancaria desconoce la estafa y ejecuta el cobro, sin ningún tipo de acompañamiento a su cliente.

Únicos beneficiados.
Durante la entrevista con este diario, Negrotto lamentó toda la situación que atraviesa desde hace tiempo y volvió a cargar contra el banco que le emitió la tarjeta y la cuenta donde le tramitaron el préstamo del cual desconoce plazos e intereses.
«El banco tiene una actitud cada vez peor, no se volvieron a comunicar, cuando llamo me bloquean la comunicación. Pero quise dar de baja una tarjeta, me la tomaron y después me llamaron para confirmar la baja», relató.
Y denunció: «Es llamativo que me llamen para confirmar la baja pero que para sacar un crédito por medio millón de pesos nadie te pregunte nada».
Por eso, la damnificada cree que «cualquier cosa te lleva a pensar que son los bancos los únicos que se benefician de todo esto». Y graficó: «No es solo mi caso: desde que se hizo conocido me contactó un montón de gente contando que les seguían generando claves y usuarios nuevos. La modalidad es la misma, es impresionante».
Su denuncia fue tomada por la Justicia provincial y Negrotto espera un avance favorable que le permita terminar con el calvario económico que la afecta a causa de la estafa.

¿Sin solución?
Los casos de estafas virtuales y telefónicas comenzaron a crecer en los últimos años, pero fue más que llamativo el impulso que tomaron desde el inicio de la pandemia de coronavirus, con una cantidad superior de personas damnificadas. Y cada uno de los nuevos casos deja a las claras la vulnerabilidad de los clientes y clientas y la falta de medidas de seguridad a la hora de operar con cuentas y cajas de ahorro.
Mientras tanto, el Banco Central de la República Argentina no ha hecho más que sacar una serie de recomendaciones para evitar ser víctima de una estafa. A su vez, a nivel local hubo un pedido del Frente Justicialista Pampeano para que el Banco de La Pampa revise sus factores de seguridad.
Sin embargo, la toma de una medida concreta que ponga un manto de mayor protección sobre usuarios y usuarias es, por el momento, una esperanza tan valiosa como la que tienen los y las damnificadas de recuperar su dinero.