Inicio La Pampa Sigue el arboricidio en la zona de los piletones

Sigue el arboricidio en la zona de los piletones

La cortina de árboles ubicada estratégicamente al sur de los piletones del sistema norte de tratamiento de líquidos cloacales está siendo depredada nuevamente. Así lo hicieron saber a este diario vecinos y vecinas de la ciudad que han visto con preocupación cómo grupos de personas, con motosierras, ingresan al bosque de olmos y eucaliptus para talarlos.
Los testigos aseguran que no es algo nuevo, pero que la depredación parece haber tomado ritmo en los últimos tiempos. «Están con motosierras, con camionetas, sin ningún tipo de pudor, a plena luz del día. Es un descontrol», explicó un ocasional espectador del arboricidio. De acuerdo a este testimonio, en los últimos dos años la tala ilegal se realiza con mayor recurrencia.
«Le meten motosierra. Al principio se llevan los troncos chicos, y luego se van llevando los grandes. Las motosierras suenan toda la tarde, sobre todo los fines de semana. Algunos van en camioneta», cuentan los testigos. Incluso aseguran que en oportunidades son familias que parecieran juntarse a tirar árboles y que lo hacen en vehículos que denotan un buen pasar económico.

Capa fértil.
LA ARENA había publicado un artículo advirtiendo de la situación en el año 2007, al calor de las quejas que vecinos y vecinas de los barrios ubicados al norte de la ciudad elevaron al Concejo Deliberante, a través de los entonces concejales Leandro Altolaguirre y Edgar Alonso, quienes elaboraron un pedido de informes.
Entonces, la mayor preocupación consistía en la extracción de tierra fértil que, según se creía, era utilizada posteriormente para la fabricación de ladrillos. La sustracción de la capa fértil de 40 centímetros al interior de la arboleda, provocaba el descalce de algunos ejemplares que luego caían producto de las lluvias y los fuertes vientos. Pero en ese momento también se denunciaba que existía la tala indiscriminada.
La iniciativa de los concejales de entonces hacía hincapié en que el predio se encontraba forestado y protegía a la zona centrosur de la ciudad de los malos olores que desprenden los piletones cuando el viento sopla del noroeste. Además, dijeron, es un importante amortiguador del impacto visual no solo de los piletones sino del relleno sanitario.
Otro efecto beneficioso de la cortina de árboles entre los piletones y los cuencos norte de la laguna Don Tomás es la captación de agua por parte de la plantación, que colabora en deprimir las napas.