viernes, 20 septiembre 2019
Inicio La Pampa Sigue el juicio por Diego Loza

Sigue el juicio por Diego Loza

El juicio por el homicidio del empleado municipal Diego Loza se reanudará hoy lunwa por la mañana en la Sala Nº 7 de la Ciudad Judicial de Santa Rosa. Será la tercera jornada del debate en la que ya se oyeron los testimonios de Carlos Andrés Carrión (de uno de los acusados), familiares de la víctima y de una decena de adolescentes que fueron invitados a una fiesta que presuntamente Walter Eleuterio Rojas Pedraza -el otro imputado- realizó en el departamento donde hallaron sin vida a Loza.

Hoy lunes se aguarda por los testimonios de peritos que trabajaron en el inmueble de la calle Luro y Zola, y que serán claves para conocer más sobre la acusación que lleva adelante el Ministerio Público Fiscal, a través de la Fiscalía de Delitos Contra las Personas.

Diego Loza fue ultimado de tres disparos, envuelto en frazadas y su cuerpo fue ocultado debajo de una parrilla, en el balcón del departamento donde él vivía. El episodio ocurrió el 23 de junio del 2018, y la víctima fue hallada el lunes 25 por la noche.

La investigación fiscal preparatoria sostiene que Rojas Pedraza fue el autor material y que Carrión es su cómplice. Una vez que el joven empleado municipal, quien desarrollaba trabajos en la Terminal de Omnibus de esta capital, fue asesinado, los imputados se quedaron en su domicilio, hicieron una fiesta y huyeron minutos antes de que el cadáver fuera hallado. En el interior del inmueble había bebidas frías y empandas calientes. Además vendieron pertenencias de la víctima y le robaron dinero.

Testimonios.
En la primera audiencia Carrión -que al momento del hecho era menor de edad pero días antes del juicio cumplió los 18 años- dijo que él era inocente y que no había estado en el departamento. El padre de la víctima, Ramón Oscar Loza, exigió al tribunal compuesto por los jueces Daniel Alfredo Saez Zamora, Andrés Anibal Olíe y Alejandra Flavia Ongaro, que aplicaran el máximo rigor del Código Penal para los acusados. Una hermana de la víctima también prestó declaración en la primera jornada. Rojas Pedraza se negó a declarar y siguió la audiencia a través de una sala contigua al recinto donde se hizo el debate.