Inicio La Pampa Siguen la pista de las reuniones clandestinas

Siguen la pista de las reuniones clandestinas

CATRILO Y PELLEGRINI

La Policía de La Pampa está investigando la realización de «eventos clandestinos» por parte de pampeanos en la zona de Catriló y Pellegrini. Lo que se busca es confirmar si estas habrían sido las causantes del ingreso y posterior propagación del virus en la provincia.
El encargado de revelar que se iba a investigar la responsabilidad social fue el propio gobernador, Sergio Ziliotto, quien en conferencia de prensa había advertido que «este desborde del virus en la provincia tiene una causa claramente identificada: la irresponsabilidad social de un grupo minúsculo. Ya llegará el momento de todas las instituciones de determinar quienes fueron los responsables y cada uno de ellos se hagan cargo de lo que le corresponde».
Ante la consulta de LA ARENA, el mandatario indicó las tareas de averiguación se habían encomendado a la Brigada de Investigaciones y remarcó que el virus ingresó por «la onda expansiva de Buenos Aires», pero no lo trajo «un trabajador», sino que fue «por una fiesta clandestina. Todos los caminos investigativos conducen a ese camino».

Varios eventos.
Fuentes oficiales consultadas por este diario revelaron que la línea investigativa que se está siguiendo apunta a que se habría realizado más de un evento social en el que no se respetaron las medidas sanitarias.
Serían «dos o tres encuentros» en campos ubicados entre Catriló y Pellegrini, en la que habrían participado ciudadanos de la localidad pampeana. «Por el momento no hay muchas precisiones, todo es provisorio porque recién comienza», deslizaron fuentes cercanas a Casa de Gobierno.
En ese sentido, indicaron que se están recolectando «muchos datos» que luego deberán ser analizados. De todas maneras, anticiparon que «se investiga que se habrían juntado, sin respetar las medidas sanitarias. Por ejemplo, compartían el mate, no respetaban la distancia social». A esto se sumaría que no respetaron el aislamiento estricto de 14 días que se exige a quienes reingresan a la provincia.
Sin embargo, aclararon que se trata de una hipótesis. «Es lo que se cree, es la línea de investigación, pero aún faltan pruebas».

Otra denuncia.
Es preciso recordar que la Justicia tiene en sus manos una denuncia formal que presentó el Ministerio de Salud contra dos jueces y un fiscal general de la Primera Circunscripción (Santa Rosa).
En el escrito, presentado por el subsecretario Gustavo Vera, los acusan de haber violado la cuarentena durante el Día del Amigo. El encuentro se conoció porque forma parte de la ruta de uno de los casos confirmados de coronavirus -el de General Acha- que la Dirección de Epidemiología reconstruyó para detectar contactos estrechos.
Los magistrados son el juez provincial de Faltas, Miguel Vagge, y el juez del Tribunal de Impugnación Penal, Pablo Balaguer (en uso de licencia). El fiscal general es Guillermo Sancho, uno de los cuatro que tienen esa jerarquía en el Ministerio Público Fiscal. Junto con ellos también estuvo un funcionario provincial, Pedro Arcuri que fue expulsado de su cargo a través de un decreto que firmó el gobernador Sergio Ziliotto.
En el encuentro había otras tres personas que no tienen cargos públicos, aunque también deberán enfrentar la denuncia por violar las medidas sanitarias vigentes en la actual etapa de la cuarentena.