viernes, 18 septiembre 2020
Inicio La Pampa Siguen las obras

Siguen las obras

MAYER: EXPECTATIVAS POR VIVIENDAS

El intendente de Mauricio Mayer, Celestino Folmer, dijo que a pesar del parate provocado por la pandemia de Covid-19, hay obras proyectadas en el pueblo y expectativa por el Plan «Mi Casa».
El mandatario señaló que está «acordado con vialidad empezar los cordones cuneta, y queremos hacer tres cuadras de asfalto, que serían las que faltan para cerrar el anillo del pueblo. Uno quisiera hacer más cosas, pero hay que ir de acuerdo a la realidad de la provincia, y lo que sucede con la pandemia».
«Tenemos grandes expectativas ahora por el nuevo Plan Mi Casa. Veremos en septiembre cuál es la demanda que hay en el pueblo. Hicimos tres viviendas la última vez con este plan», indicó. A su vez agregó que el municipio adquirió una desmalezadora, que estará llegando en los próximos días, y era una herramienta muy necesaria para la localidad.
Como medida preventiva de contagios de coronavirus, la municipalidad incorporó cuatro dispensers de servicio de alcohol en gel, que serán ubicados en la posta sanitaria, la escuela, la biblioteca y el propio edificio municipal.
Folmer indicó que tiene «un panorama de las necesidades de la gente», y en ese sentido, dijo que «no son muchas».
En algunos casos puntuales, desde el municipio «se los ayuda con el pago de servicios, para garantizar que nadie se quede sin luz o gas, más en esta época», afirmó.
«Nosotros en la localidad no tenemos comedor, lo cerramos al poco tiempo de asumir, porque había gente que no retiraba las viandas. Lo reemplazamos con el programa ‘Comer en Casa’, donde se les asigna a las familias un dinero diario por chico, para retirar alimentos de los distintos negocios del pueblo», dijo Folmer, y agregó que «le vamos dando a un negocio por mes».

Sin inconvenientes.
Manifestó que el municipio no sufrió inconvenientes en la recaudación durante la pandemia, «porque el campo no ha parado, y han seguido pagando. Además la coparticipación fue buena, por lo que no hemos necesitado que nos den ayudas para pagar salarios, ni aguinaldo». Asimismo, señaló que «hemos recibido algunos subsidios de diputados para las instituciones de la localidad, que están muy agradecidas con eso».
Finalmente, Folmer dijo que «se terminaron de repasar los 220 kilómetros de caminos que tiene el ejido, y ahora tenemos planeado hacer la limpieza del desagüe del pueblo. Además tenemos que entoscar un bajo, que está viniendo de Winifreda, y lo queremos levantar porque una lluvia grande nos corta la circulación».