Inicio La Pampa Sin golosinas en las cajas

Sin golosinas en las cajas

NUEVA LEY PARA SUPERMERCADOS

La ley que prohíbe a los hipermercados y supermercados de La Pampa exhibir golosinas y bebidas con alto contenido de azúcar en las cajas registradoras, comenzará a aplicarse el 7 de septiembre, cuando se cumplan los 30 días de su promulgación.
La norma, promulgada el viernes pasado mediante su publicación en el Boletín Oficial, pretende impedir la «oferta compulsiva en los consumidores» y está destinada a «contribuir a la disminución y prevención de la obesidad infantil y la mal nutrición».
Esta normativa fue impulsada por los diputados provinciales Espartaco Marín, Facundo Sola y Sandra Fonseca, quienes afirmaron que «el consumo de golosinas y bebidas con alto contenido de azúcar y jarabe de maíz de alta fructosa, resulta preocupante, porque son calorías vacías», y puede provocar serios trastornos alimentarios y de salud.
Resulta evidente que la estrategia comercial de los grandes supermercados está orientada a generar recursos, por sobre cualquier otro interés. Más o menos engañosas, las publicidades de cualquier marca y la exhibición de artículos para la venta, siguen principios destinados a conseguir mayores ventas. Sin embargo, eventuales perjuicios derivados del consumo permanente o excesivo de cualquier artículo, resultarán responsabilidad exclusiva del consumidor.

Obesidad infantil.
El consumo de alimentos con alto contenido de azúcar en forma desmedida resulta nocivo para la salud humana, especialmente entre niños y adolescentes. Sin embargo, «estos productos se encuentran dentro del paso obligatorio que deben realizar las personas» en los supermercados, «generando situaciones de oferta compulsiva en los consumidores».
En general, las grandes superficies comerciales rodean el sector de cajas registradoras con todo tipo de golosinas, convirtiendo el área en un gran kiosco, frente al que los compradores deben detenerse y desfilar lentamente. Muchas personas acuden a los supermercados acompañados de sus niños y niñas, quienes naturalmente ejercen presión para conseguir los dulces que ante ellos se exhiben.
En La Pampa ya existen normas destinadas a la proteger la salud nutricional de la población y promover hábitos saludables, especialmente entre los niños, niñas y adolescentes. Algunas fueron implementadas directamente en las escuelas, como el «Kiosco Saludable» y el «Complemento Alimentario Saludable».
De todos modos, «los índices de sobrepeso y obesidad infantil en La Pampa son altos». Según los promotores de esta ley, «el consumo de dulces ha dejado de ser excepcional para convertirse en un hábito cotidiano» y por eso, el propio Estado debe «insistir en la educación y modificación hacia consumos saludables, mejorando los entornos escolares y promoviendo la actividad física».

Lejos de las cajas.
Con ese fin, la ley prohíbe «en proximidades inmediatas y de hasta tres metros de cajas registradoras», la oferta de alimentos «con alto contenido de azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa» y todo tipo de oferta de bebidas «que contengan azúcar o jarabe de maíz de alta fructosa, en cualquiera de sus formas, de frutas artificiales o bebidas energizantes», en supermercados o hipermercados.
En caso de detectarse infracciones a la nueva norma, se aplicarán las multas y sanciones previstas en el Decreto N° 274/19 del PEN («Lealtad Comercial») y la Ley de Defensa del Consumidor (24240).

FOTO: ILUSTRATIVA. (LA VOZ).