Sipreba pide reinicio

SERVICIO DE TELAM

La Comisión Gremial Interna (CGI) del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) rechazó la “licencia” que la agencia Télam le otorgó a todo el personal del edificio de Belgrano, tras 119 días de paro, a modo de una forma de “lock out” patronal y le exige a las autoridades del Directorio y del gobierno el restablecimiento de la actividad periodística habitual en la agencia.
Bajo la excusa de un relevamiento del patrimonio, que se puede realizar igual con los trabajadores en funciones, se eximió a los empleados de la Gerencia de Periodismo de asistir al establecimiento hasta el lunes. “Exista o no control de ausentismo, convocamos a los trabajadores a asistir en sus días y horarios regulares, en cumplimiento de nuestros de contratos de trabajo y de los fallos judiciales”, afirmó el gremio.
“Cualquier revisión sobre el estado de los edificios se puede realizar sin afectar la actividad y, en cualquier caso, el estado de los edificios ya fue corroborado por inspecciones del Ministerio de Trabajo, de la Justicia, de la Policía Metropolitana y de escribanos patronales. Los trabajadores realizamos una constatación y un registro del inventario de los bienes y su estado, para evitar cualquier maniobra de la empresa”, se agregó.
Además, el Sipreba convocó “a los trabajadores a asistir normalmente a sus lugares de trabajo, incluidos aquellos recientemente reincorporados que, con copia de su sentencia cautelar y constancia de su numeración, deben tener habilitado el acceso a los edificios”.
“Los trabajadores exigimos el reinicio de la actividad periodística, no de cualquier manera, no en forma remota sino en cumplimiento de nuestras rutinas de trabajo habituales, con respeto a la ley y los convenios colectivos. El comportamiento de la patronal señala una voluntad confrontativa. Los trabajadores buscamos la normalización de la empresa, con los estándares propios del trabajo periodístico. Invitamos a la empresa a reflexionar y a constituir, de una vez, un espacio para resolver los problemas pendientes y no para generar nuevos”, planteó la CGI.