Inicio La Pampa Sofocan incendio intencional

Sofocan incendio intencional

Un gran incendio se registró ayer por la tarde en un campo ubicado al sur de la ciudad de Santa Rosa. Para sofocarlo, fue necesaria la intervención del avión hidrante de Defensa Civil.
Una gran columna de humo al sur de la capital pampeana llamó la atención y causó preocupación en los vecinos y vecinas, quienes se comunicaron con esta redacción para dar a conocer la situación. Ante esto, un equipo periodístico se adentró en el campo.
En el lugar, LA ARENA pudo saber que todo comenzó alrededor de las 16, cuando las autoridades recibieron un llamado de alerta sobre un foco de incendio que se había iniciado en un campo ubicado entre la ruta nacional 35 y la calle Calo. Al lugar acudieron rápidamente cuadrillas de Defensa Civil y del Cuerpo de Bomberos de la Policía de La Pampa.
El director de Defensa Civil, Luis Clara, explicó que el foco se inició a la altura de una antena ubicada sobre la continuación de la calle Calo y llegó hasta la ruta 35, a su vez, se extendió hasta una calle que rodea el predio de la fábrica Montenegro.
De esta manera, el personal comenzó un trabajo a contrarreloj para evitar que las llamas se sigan expandiendo por el campo. También emprendieron la tarea de mover a los animales que estaban en el lugar, entre ellos unos caballos, para que no sean alcanzados por las llamas.
Otra de las preocupaciones del personal que trabajó arduamente en el lugar era que el fuego no llegara al predio que posee en el lugar la fábrica Montenegro, la cual estaba a pocos metros de la zona arrasada por el fuego.

Intencional.

«Fue intencional… No sabemos quién, pero sí fue intencional». Esa fue la hipótesis principal que compartió uno de los brigadistas que se encontraba en el lugar ante la consulta de LA ARENA. Luego, en diálogo con este diario, Clara afirmó que «fue intencional, lo han prendido».
La magnitud del incendio complejizó el trabajo de los brigadistas, quienes intentaron contener las llamas y evitar que sigan avanzando. Por estos motivos, para sofocarlo convocaron al avión hidrante que posee la Dirección de Defensa Civil, que pasó más de dos veces por la zona. También intervinieron dos motoniveladoras, una de Vialidad y otra del municipio santarroseño. Finalmente, luego de trabajar en el lugar alrededor de cinco horas, el foco fue sofocado.
En tanto, el fuerte despliegue también contó con la intervención de la División de Accidentología ¿La razón? El humo por momentos afectó la visibilidad en la ruta 35. Ante esto, los efectivos realizaron prevención sobre la calzada para evitar que se ocasione un siniestro vial.
Además de los peligros que representaban las llamas, otra consecuencia fue el daño ambiental que provocó el avance del fuego tras alcanzar parte del cardenal. «Agarró el montecito de caldén, pero quemó muy despacio. No hubo muchos daños en el monte», explicó Clara.