¿Solana cerca del peronismo?

EL PS AVALO DIALOGO CON FUERZAS ANTIMACRISTAS EN LA PAMPA

La provincia de La Pampa se encamina hacia un escenario de mucha polarización para las elecciones del año próximo. Tanto Cambiemos como el PJ aparecen como los polos de atracción y el resto de las fuerzas buscan su lugar en uno y otro lugar a partir de diferentes alianzas. En ese sentido, el Partido Socialista de La Pampa, cuyo máximo exponente es el diputado provincial Luis Solana, parece estar dando pasos de acercamiento al peronismo pampeano.
En las últimas elecciones nacionales, las legislativas de 2017, el PS se alió al GEN La Pampa, y se ofreció como una tercera opción. Poco más de un año después, la fuerza representada en nuestra provincia por Juan Carlos Passo trabó alianza con Propuesta Federal, el sector liderado por Carlos Javier Mac Allister, y el socialismo salió exactamente hacia el otro lado.
Ayer, Solana difundió un parte de prensa con un título que da cuenta del camino que tomará su partido de cara a la próxima contienda electoral: “El gobernador Lifschitz apoyó diálogo con fuerzas opositoras a Macri en La Pampa”. Allí se cuenta que el diputado se reunió con el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, quien apoyó que el Partido Socialista abra el diálogo con fuerzas que actualmente están en la vereda opuesta al modelo del gobierno nacional.
“Lifschitz es junto al diputado radical Ricardo Alfonsín y la líder del GEN, Margarita Stolbitzer, uno de los dirigentes del Encuentro Progresista y posible presidenciable en 2019. Este armado político, que ya se mostró cercano con el peronismo federal y se reunió con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, busca posicionarse en una alianza más amplia que logre disputarle la presidencia a Mauricio Macri en 2019”, reza el parte de prensa.

“Totalmente opuesto”.
“El gobernador de Santa Fe apoyó que se abra el diálogo en La Pampa con fuerzas que a partir de consensos estén en la vereda de enfrente al modelo económico actual que encabeza el presidente Macri. Con Cambiemos marchamos en sentido totalmente opuesto, como ocurre en Santa Fe. Ya comenzamos algunas conversaciones, pero se incrementarán a partir de la semana cuando se conozcan los tiempos electorales”, dijo Solana.
“No queremos ser parte tampoco de la grieta. El rumbo actual también ha sido producto de esa grieta que ha tenido consecuencias nefastas para el país. Ni la corrupción ni el ajuste. Esperamos desde nuestro espacio ser parte de esa superación de los enfrentamientos. A nivel nacional el socialismo está junto con sectores del radicalismo con los que podemos trazar un proyecto común, conformando una alternativa progresista. Los dirigentes nacionales han tenido charlas con el peronismo federal para buscar acuerdos y consensos, que no sean electorales, sino para ponerle el hombro al país, para sacar adelante al país en términos económicos y sociales”, dijo.