Solo declaró un detenido

PROCEDIMIENTO "CASTEX VERDE"

Según fuentes de la investigación, la mayoría de los detenidos sospechados de formar parte de una banda que traficaba marihuana y cocaína, con epicentro en Eduardo Castex, se negaron a declarar ayer a la mañana ante el juez Federal Walter López Da Silva. La banda, que se dedicaba al tráfico y a la comercialización de estupefacientes, cayó el sábado pasado tras una larga investigación que llevó varios meses e implicó un fuerte operativo que involucró a más de 35 agentes policiales de diferentes divisiones. Como consecuencia del procedimiento, cinco personas quedaron detenidas.
Según fuentes consultadas por LA ARENA, solamente uno de las cinco personas que quedaron detenidas tras el operativo “Castex Verde”, de apellido Báez, fue el único que decidió presentar un descargo formal frente al juez.
Al momento de utilizar la palabra, Báez se redujo a mostrar su “ajenidad” a los hechos que son materia de investigación. Al momento de responder las preguntas por parte de la Fiscalía que lleva adelante la investigación de la causa -a cargo de Leonel Gómez Barbella-, por pedido de su abogado defensor, el detenido se negó a responder.
Por su parte, el dueño de la casa en donde se llevó a cabo el procedimiento en la localidad de Castex denunció persecución policial como estrategia para “desligarse” de la causa que pesa en su contra.
Temprano, por la mañana, la Policía arribó al Juzgado Federal de Santa Rosa con los elementos secuestrados en Eduardo Castex durante el fin de semana en el procedimiento que resultó ser el golpe al narcotráfico más importante de esta localidad en donde se incautaron -entre otras cosas- 11 kilos de marihuana y de cocaína, más de 140 mil pesos y tres armas de fuego de diferente porte.