Inicio La Pampa "Somos más parte de la solución que del problema"

«Somos más parte de la solución que del problema»

PROPIETARIOS DE GIMNASIOS ARMARON UN PROTOCOLO PARA PODER ABRIR

Los propietarios de los gimnasios de esta ciudad elaboraron un protocolo de atención y trabajo, para poder retomar las actividades físicas, priorizando las medidas de higiene y desinfección. Lo elevarán a las autoridades municipales y provinciales para que analicen la posible reapertura de cada uno de sus locales, que permanecen cerrados desde que se decretó la cuarentena obligatoria, hace casi dos meses. «Nos consideramos agentes de salud, somos más parte de la solución que del problema», aseguraron los dueños de los gimnasios.
Además refirieron que cada gimnasio es una fuente laboral para varios profesores, y que una vez que retomen tardarán varios meses en lograr la estabilidad económica, dado que sus deudas crecen día a día.
«Los propietarios de los gimnasios de General Pico coincidimos en que somos agentes de salud y que somos más parte de la solución que del problema. Viendo que La Pampa está libre de casos de Covid-19, hay muchas posibilidades de poder retomar la actividad en los gimnasios. Somos una fuente de trabajo porque detrás nuestro hay mucha gente que también vive también del gimnasio. Sabemos que íbamos a ser uno de los rubros que más íbamos a esperar para abrir, pero tampoco estamos a nivel de las escuelas y de los clubes donde la aglomeración es más difícil de solucionar», señaló Agustín Labarraz, preparador físico del plantel de fútbol de Costa Brava y propietario de un gimnasio en la ciudad.
En los gimnasios «podría ser mucho más simple respetando la distancia social, y la gente misma se va a tener que readaptar a la forma de trabajar en estos momentos. La idea es que nos podamos sentar a dialogar y que nos puedan guiar sobre cómo tenemos que abrir», agregó.

Deudas.
Además dio cuenta que en caso que se reactive la actividad en los gimnasios, será con un menor número de asistentes al que era habitual, conforme marque el protocolo y las nuevas pautas de apertura. Esto implicará una demora en la recuperación económica del sector.
«Las medidas que presentamos incluyen el distanciamiento social, una estricta higiene personal permanente. Que los alumnos se higienicen antes de ingresar al gimnasio, que las máquinas están higienizadas y que luego tengamos el tiempo necesario de higienizar antes de la llegada de un nuevo grupo de gente», sostuvo el entrevistado.
«Vivimos exclusivamente de esto y no podemos esperar mucho más, porque las deudas se siguen acumulando y al momento de arrancar va a llevar un tiempo estabilizarnos económicamente. Va a depender de las deudas que tengamos y si nos tocara arrancar en junio, nos va a llevar dos o tres meses estabilizarnos», añadió.

Expectativas.
Labarraz indicó que en el panorama actual, sin casos positivos de coronavirus, tanto en la ciudad como en la provincia, hace crecer la expectativa de los dueños de los gimnasios con la posible reapertura de sus locales.
«A nivel municipal, provincial y nacional se hicieron las cosas muy bien y, hoy tenemos una realidad muy favorable. Nos da mucha esperanza el comportamiento y la conciencia de la gente, que entiende la situación que estamos viviendo. La gente está de acuerdo y se hace todo mucho más fácil y eso nos ilusiona mucho con la posibilidad de reabrir», señaló.
«Si este protocolo que elaboramos no es el ideal, pedimos que nos marquen un poco el camino. Esto depende de la responsabilidad de los gimnasios, de los profesores y de la gente también, que hoy en General Pico es muy responsable, porque tomó conciencia de esto y está intentando solucionarlo también», agregó el entrevistado.
Por último sostuvo: «Sabemos que dentro de los gimnasios hay diferentes actividades, que pueden ser evaluadas de manera individual y creo que la posibilidad de llegar a la reapertura, está cerca, siempre teniendo en cuenta que no hay casos en La Pampa, y que no somos Buenos Aires, que vive una realidad muy diferente. Acá se están haciendo las cosas muy bien. Nuestro objetivo es llegar a algo en común para cuidar la salud de nuestros alumnos y la nuestra».