Inicio La Pampa "Son historias simples de gente de pueblo y de campo"

«Son historias simples de gente de pueblo y de campo»

ESCRITORA PIQUENSE PUBLICO UN LIBRO DE RELATOS DE MANERA DIGITAL

La escritora y comunicadora piquense Yamila Juan, publicó días atrás su primer libro digital, titulado «Las huellas de lo que fuimos, historias unidas por el viento». Se trata de una serie de relatos que comenzó a escribir hace ocho años, y aunque son independientes unos de otros, los atraviesa un mismo hilo conductor.
«Es un libro entre comillas, porque que es un E-Book (libro electrónico), que por ahora solo está en formato digital. Es algo que tiene que ver con la época y con la situación que estamos viviendo, donde todo es mucho más virtual que antes. En algún momento saldrá su versión en papel pero, por ahora está en un link para descargar (a un precio bastante módico)», señaló la escritora.
«El que sea digital es una innovación para La Pampa, pero desde un par de años a esta parte se está digitalizando todo y hay nuevos mecanismos y hábitos de lectura. Hoy es indiscutido el uso del Smartphone. Antes teníamos las bibliotecas, los estantes con libros en nuestra casa, y ahora tenemos la memoria del celular, llenas con libros descargados», agregó.

Relatos.
La autora pampeana dio cuenta que su obra, que tiene prólogo de Eduardo Senac y en la portada un cardo ruso fotografiado por el santarroseño Jimmy Rodríguez, «no nació como un libro, sino como una sucesión de relatos, que empecé a escribir hace 8 años».
Se trata de diferentes historias, que tienen cada una, «una cuota de ficción importante» y que están ubicados geográficamente, en La Pampa, «en esta región que nos marca la personalidad y el carácter».
«Son historias simples, de gente de pueblo y de campo. Me animé a reunirlos porque vi que en los relatos había un hilo conductor. Por más que los escribiera en diferentes años, todos tenían el hilo de la mujer del siglo pasado, pero remontándome no a principios de siglo, sino a 1980, que son mujeres que hoy las vemos caminando en la calle y que tienen esa marca que las distingue», señaló.
«Estos relatos tienen que ver con esas historias que pocos nos animamos a visibilizar o a querer escuchar. No me puse a distinguir ni menciono puntualmente a ninguna localidad. Son historias que cuando lees dos o tres, no sé donde exactamente están, pero sé que si me alejo 20 kilómetros de Pico o en Pico mismo, las puedo escuchar», agregó.

Pandemia.
Juan consideró que el tiempo de aislamiento decretado por la pandemia de Covid-19, fue fructífero para su producción literaria. «Cuando uno se queda sin el movimiento diario que nos tiene a todos estresados, y por un motivo tiene que frenar, piensa que hizo uno. Yo tenía esto en proceso y me llegó una oferta de una editorial, y en esta cuarentena me mandaron un mail y me hicieron una propuesta. Acepté y el libro salió en muy poco tiempo», manifestó.
Ante la imposibilidad de un encuentro presencial para presentar los textos de manera formal ante el público, Juan opta «más por el lado de las redes», para compartirla en el teléfono y la computadora. Sin embargo, consideró que sería valioso hacer una presentación en otro contexto.
Por último, señaló que en este libro quedó afuera una «enorme cantidad de material» que podrían dar forma a otro obra, porque «hay un montón de historias para seguir contando».