Inicio La Pampa "Son prácticas del siglo pasado"

«Son prácticas del siglo pasado»

NAHUEL BENVENUTO, DOLIDO POR LA SITUACION VIOLENTA VIVIDA EN LA CANCHITA DEL MATADERO

El presidente del Club Atlético Deportivo Matadero, Nahuel Benvenuto, se mostró ayer martes dolido por la situación que tuvieron que vivir el lunes las y los futbolistas menores de la institución y sus padres, luego que un grupo de violentos recurriera a los golpes para sacarlos de la canchita municipal en la que habían comenzado a entrenar tras seis meses de parate por la pandemia de coronavirus.
El dirigente de la flamante entidad destacó que el club nació con el objetivo de darle un lugar a las chicas y chicos del barrio, históricamente relegados, y se lamentó por las prácticas violentas «del siglo pasado» de algunas personas que se creen dueñas del lugar.
«Lo más doloroso es que los chicos quedaron expuestos a algo que creemos que ya no existe, que pensamos que nunca más iba a suceder porque son prácticas del siglo pasado», reflexionó Benvenuto al hacer referencia a la situación vivida el lunes, cuando un grupo irrumpió en la práctica de fútbol y terminó golpeando a padres y madres de los chicos. Por los hechos, el propio Benvenuto radicó una denuncia y terminaron detenidos Héctor Valquinta y Jorge Valquinta, responsables del gimnasio Matadero Box que funciona en el barrio y vinculados a la Comisión Vecinal que es presidida por Jésica Rosignolo, pareja de Valquinta.
«Hace muchos años esto era diferente a lo que es hoy porque este tipo de conductas violentas era habitual. Pero muchas instituciones trabajaron mucho para que las nuevas generaciones no cometan los mismos errores del pasado. El club también nació con esa idea», agregó Nahuel (29), que además es profesor de danzas folclóricas.

Reunión con el municipio.
El Club Atlético Deportivo Matadero comenzó a gestarse en marzo de 2019, cuando un grupo de padres y ex futbolistas del barrio decidieron organizarse para darle un lugar a los menores y formar las categorías inferiores, que en el otro club (Asociación Deportiva Matadero) no tenían lugar.
En enero de 2020 obtuvieron la Personería Jurídica y en febrero comenzaron a trabajar con un grupo de unos 70 infantiles, entre mujeres y varones, hasta que la pandemia de Covid-19 los obligó a parar. Aquellas primeras prácticas fueron en la canchita municipal del barrio, la misma que estaban utilizando en el regreso del lunes cuando fueron desalojados a los golpes.
«Cuando iniciamos como club nuestro objetivo era cerrar la deuda del fútbol infantil en el barrio, porque siempre se había jugado con categorías mayores. Y la respuesta que tuvimos fue muy buena, con muchas nenas y nenes y un importante compromiso de los padres», explicó Nahuel Benvenuto, hijo de Roberto (El Zurdo), ex futbolista de varios equipos de la Liga Cultural, y sobrino de Javier (El Benve), uno de los grandes ídolos del barrio por su pasado como delantero, especialmente en General Belgrano.
Con respecto a la utilización del predio municipal para entrenar, el presidente del club informó que en marzo tuvieron una reunión con la Comisión Vecinal para informarles que iban a empezar a entrenar en ese espacio porque, «como cualquier club que recién se está fundando», no contaban con su cancha propia.
«Es un predio municipal, pero nos pareció bien informarle a la Comisión Vecinal. Entonces coordinamos horarios, nos dieron dos días para entrenar y así estuvimos funcionando hasta que empezó la pandemia», añadió Nahuel.
Sin embargo, en el regreso tras el parate de seis meses se presentó la presidenta de la Comisión Vecinal a decirles que tenían que levantar la actividad porque de lo contrario iba a «pasar a mayores», y ante la continuidad de las prácticas irrumpió un grupo de boxeadores a los golpes.
«Es un conflicto que viene de la Comisión Vecinal desde hace rato y que no entendemos», graficó, al tiempo que adelantó que ayer se reunieron con autoridades municipales para definir los pasos a seguir desde el club luego de esta situación. En la reunión estuvieron el director de Asuntos Vecinales, Lucas Borra; el director de Deportes, José Luis Carluche; y el director de Gobierno, Juan Arnautti-.
«Lo que se acordó es que la Municipalidad va a intentar mediar con la Comisión Vecinal para solucionar el conflicto y que podamos tener nuestro lugar para entrenar, porque es un predio municipal», destacó.
– Mientras tanto seguirán sin entrenar…
– Sí, paramos para no exponer a los chicos y si todo se soluciona retomaremos las actividades la próxima semana. Esperemos que en estos días el municipio pueda interceder para ponernos de acuerdo y solucionar todo, especialmente por los chicos y chicas.
– ¿Te generan temor o miedo estas situaciones?
– Yo nací en el barrio, tengo 29 años y siempre estuve comprometido con distintas actividades, con comisiones, desayunadores y otras instituciones para ayudar. Hoy me toca estar circunstancialmente en un lugar de representación de un club y quedo más expuesto, pero lo que me pueda suceder a mi pasa a un segundo plano; a mí lo que me preocupan son los niños y niñas y el ejemplo que les damos. No tengo miedo, pero soy consciente de que lo que sucedió fue muy grave, y por eso vamos a manejar esta situación con mucha responsabilidad.

«Repudiamos la violencia»
Desde el Club Atlético Deportivo Matadero (CADM) repudiaron ayer los hechos de violencia sufridos el lunes por futbolistas y padres de su institución, y remarcaron que continuarán por el mismo camino para contener a las niñas y niños del barrio.
«Desde el CADM queremos repudiar los hechos de violencia lamentables que se desarrollaron ayer lunes en el reinicio de actividades de fútbol infantil. Actitudes inexplicables de las cuales fueron testigos niños, niñas y adolescentes», comunicaron en las redes de la institución.
«Por parte del club informar que nuestro objetivo desde el inicio ha sido velar por los derechos de los más chicos. Pensando en brindar a través de la actividad deportiva no solo su participación en sí. Sino además acompañar ello con distintos valores como la educación, el respeto, la responsabilidad, el derecho a ser escuchado, la contención y muchos más», agregaron.
«Desde el CADM hemos realizado las acciones judiciales correspondientes. Agradecemos y pedimos disculpas a cada uno de los niños, niñas y adolescentes. A las madres y padres por las muestras de apoyo. A los vecinos y vecinas y toda la familia CADM. Vinimos para hacer un club responsable. Y en ese camino continuaremos», cerraron.