Inicio La Pampa "Son reajustes de la Corteza"

«Son reajustes de la Corteza»

CARLOS CAMILLETTI, DOCENTE UNIVERSITARIO

El profesor Carlos Camilletti, docente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, explicó que el sismo sentido en Quemú Quemú ocurrió en la base de la Corteza terrestre, es decir a unos 28 kilómetros de profundidad. En términos geológicos ésta es una distancia pequeña, y por ello es terremoto, a pesar de ser de baja intensidad, se sintió con fuerza en esa localidad y otras cercanas.

El profesor Camilletti atendió ayer los llamados de los medios de comunicación y de algunos establecimientos escolares que quisieron tener una explicación científica del fenómeno ocurrido en Quemú Quemú, una zona de baja intensidad sísmica.

«En realidad son bastante frecuentes», aclaró Camilletti al señalar que esto es producto de que nuestra provincia está atravesada por fallamientos profundos que marcan el límite entre bloques tectónicos. Estos bloques, que el entrevistado comparó con fichas de dominó, están en permanente roce entre sí y a su vez la Corteza está en roce también permanente con la capa inferior, llamada Manto. Este es más dúctil, maleable, y por ello la Corteza se desplaza encima suyo.

Ese desplazamiento no es continuo sino de a pulsos, que ocurren en forma esporádica y que Camilletti comparó con una mesa que es empujada por una persona y que tiene platos y vasos encima. «En el momento en que logro vencer la fuerza de rozamiento de esa pata contra el piso, y la mesa se empieza a correr y la pata empieza a dar saltitos. Eso se llama rebotes elásticos: Acumula energía y salta, acumula energía y salta».

Camilletti aclaró que estos sismos no son destructivos ya que la energía liberada no es tan grande como los que ocurren en las zonas de subducción, como los que suceden en Chile, Mendoza y San Juan.

«Los nuestros son reajustes de la Corteza, y son frecuentes. Cada tanto tenemos uno», señaló el geólogo, recordando que el año pasado hubo uno en Caleufú y menos de un mes después otro con epicentro en Banderaló, en provincia de Buenos Aires.