Inicio La Pampa Son tiempos de diversificar

Son tiempos de diversificar

MUCHOS KIOSCOS OFRECEN AMPLIAN SU OFERTA DE PRODUCTOS

Un estudio de una consultora privada reveló que el consumo general cayó un 5,3% interanual en los primeros cinco meses del año a nivel nacional. El informe de la consultora privada Nielsen destacó que los comercios más afectados por la restricción en la circulación fueron los kioscos, mientras que en supermercados y perfumerías la demanda subió.
«Se sintió que la gente se quedó mucho en su casa», contó a LA ARENA Julio César Zorzi, propietario del kiosco Líder, uno de los comercios santarroseños del rubro que optó por diversificar su oferta. Esta disminución en el consumo, resaltó la consultora, se profundizó luego de que en el bimestre febrero-marzo creció un 0,7% después de varios meses de bajas. En el bimestre abril-mayo el retroceso interanual fue de 10,1% y en período marzo-abril la caída fue de 4,2%.
Zorzi explicó que su local cuenta con una ventanilla en el frente lo que les permitió tener abierto todos los días, pero destacó que la fluidez en las ventas no fue la misma. «Fue un momento incómodo, por ventanilla las ventas no fueron las mismas. Se sintió que la gente se quedó mucho en su casa», afirmó.
Desde que inició el periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio, en los diferentes ámbitos estatales hicieron hincapié en que las personas concurran a los negocios de cercanía para evitar los conglomerados en los supermercados y para mantener un flujo de ventas en los comercios más pequeños,
«Nos dimos cuenta que la gente utilizó mucho el comercio del barrio, vino mucha gente nueva», aseguró Zorzi. Sin embargo, en este sentido, Nielsen resaltó que «el kiosco es el más afectado a raíz de las restricciones a la circulación», representando una baja de ventas de 14,9% en los primeros cinco meses del año, mientras que destacó que supermercados y perfumerías fueron «los únicos de tendencia positiva», con subas de 1,8% y 3% respectivamente.
«En lo que es kiosco, siempre son los niños los que llevan a los padres y al estar los niños en su casa no hubo mucha venta de golosinas, eso se sintió bastante. Y también el hecho de que las amas de casa se pusieron casi todas a cocinar, todo lo que es galletitas bajó muchísimo la venta», explicó el comerciante pero explicó que «ahora se reactivó, al poder abrir el local».

Reactivación.
La reactivación en la provincia se dio a partir del 1 de junio cuando La Pampa, al igual que gran parte del país, pudo pasar a la fase 5 de la cuarentena liberando la apertura de los comercios y las diferentes actividades de manera paulatina. «Hubo una reactivación contenida», describió Zorzi y explicó que el rubro atraviesa una «metamorfosis» ampliando la venta a productos de almacén.
«La misma gente formó un stock de despensa en un kiosco» detalló. «Yo me anticipé, teníamos dos revisteros, las revistas siempre fue el caballito de batalla, pero el año pasado sacamos uno».
Zorzi destacó que en este tiempo se acentuó el rol social que habitualmente tienen los kioscos. «La gente que está mucho tiempo sola, viene y conversa, ir al kiosco lo toman como un acto social de estar conversando con alguien», explicó y contó que otro cambio que notó fue que «bajó la velocidad de la gente, está muy bueno eso, porque la gente ansiosa, la gente acelerada por el sistema, al ver cola no venía, entonces la misma cola los fue llevando a bajar uno o dos cambios», aseguró.