Inicio La Pampa "Soñamos con un Museo Paleontológico"

«Soñamos con un Museo Paleontológico»

25 DE MAYO Y LAS HUELLAS DEL CRETACICO

En esta localidad del sudoeste pampeano es, hasta ahora, en el único lugar en la provincia donde pudieron reconstruir la existencia de dos clases de dinosaurios. El año pasado, en el marco de un proyecto turístico-cultural, se inauguró un parque temático donde instalaron las dos réplicas a tamaño natural. El lugar es el más concurrido. Ayer, el director de Cultura municipal, Claudio Ullman, admitió que el verdadero sueño «es tener un Museo Paleontológico».
El 20 de marzo del año pasado, la comuna veinticinqueña, ante la pandemia, declinó de llevar adelante la inauguración con un importante ceremonial previsto, y simplemente abrió las puertas del parque temático denominado «Rincón Cretácico Pampa 25», que está en el marco del proyecto «25 en Huellas». Allí, diseñaron un paseo con piedras de la zona, lagunas, puentes, forestación, entre otros ornamentos, en el que plantaron dos réplicas de dos dinosaurios que fueron hallados en la zona: un Lapampasaurus cholinoi y un Titanosurus.
Ayer, Ullman, resaltó el interés que despertó la propuesta y admitió que tienen objetivos más importantes. «Son los dos únicos restos fósiles de dinosaurios hallados hasta ahora en La Pampa. Ambos estaban en el sector petrolero de Colonia Chica», recordó.Explicó que uno es un «Titanosaurus» (15 metros de largo y 5 de alto), descubierto por personal del Ente Provincial del Río Colorado, que es común en la región porque ejemplares similares fueron hallados en varios lugares de Río Negro y Neuquén. Y resaltó el denominado «Lapampasaurus cholinoi» (7 de largo y 3 de alto) porque se trata de una nueva especie lo que permitió su denominación. Aclaró que en éste caso, la segunda parte del nombre, corresponde a que fue hallado en una cantera de la empresa Cholino.
El proyecto.
«Acá hay también fósiles. Hay troncos petrificados y piedras donde se encuentran incrustados crustáceos de la época en que la zona era un viejo mar», señaló.
El funcionario contó cómo empezó el proyecto. «La idea de armar algo surgió cuando -luego de ser nombrado director municipal de Turismo- me puse a estudiar la historia de 25 y me encontré con los datos de la existencia de dinosaurios. Allí me dije, a esto hay que explotarlo turísticamente», confesó.
«Me contacté con el artista Aldo Beroiza, de Cutral Có, quien es especialista en este tipo de réplicas. Es muy interesante su experiencia y su acercamiento a los paleotólogos. Los que nos hizo es de tal calidad que se puede observar hasta el relieve de la piel», aseguró.
Ullman recordó «el revuelo» que ocurrió con la llegada del camión con las réplicas. «Es lógico, porque, en especial a los niños, esto los fascina. Además hubo que armarlos, realmente fue todo un evento», recordó.
«Al lugar no pudimos inaugurarlo por las restricciones de la pandemia. Habíamos hecho contactos para que estuvieran presentes gente de Turismo y de la Facultad de Paleontología de Neuquén», explicó el funcionario.

Circuito Patagónico.
El director de Turismo de 25 de Mayo resaltó la relación con Neuquén. «Para nosotros es de suma importancia esta idea de generar conexión con la Patagonia, porque queremos ser una especie de puerta de ingreso a ése circuito paleontológico», admitió.
«Yo espero que esto tenga un final acá, porque el proyecto es más amplio. La zona desde Casa de Piedra, 25 de Mayo y Puelén, tiene recursos paleontológicos muy interesantes, lo que abre muchas puertas a ésta temática».
«Nosotros esperamos incorporar más dinosaurios. Estos dos dinos son herbívoros, pero trataremos de añadir algunos carnívoros que no han sido hallados acá pero sabemos que existieron depredadores. En los descubrimientos en Neuquén han participado peleontólogos pampeanos y eso nos da un toque para conectarnos con la Patagonia».
«Sobre el tema tenemos una visión más amplia. A veces soñamos con tener acá un Museo Paleontológico. Lo hemos charlado con la familia Cholino, quienes tienen una muestra de fósiles. Ojalá podamos tener más réplicas acá», concluyó Claudio Ullman.