Inicio La Pampa Sorpresa inmobiliaria

Sorpresa inmobiliaria

El Instituto de Seguridad Social de La Pampa vendió una casa céntrica en un precio que sorprendió, por lo bajo, al mercado inmobiliario. El inmueble está ubicado en la calle Villegas 486, a menos de una cuadra de la Avenida San Martín Oeste y a solo cuatro de la plaza principal de Santa Rosa. La persona que lo compró lo pagó 5.120.000 millones de pesos.
Según la Resolución 932/20 del organismo, por la cual se adjudicó la venta, el pago debía ser realizado en su totalidad en una cuenta corriente que la Dafas -Dirección de Ayuda Financiera para la Acción Social- tiene en el Banco de La Pampa dentro de los 25 días hábiles de la fecha de adjudicación. El acto resolutivo está fechado el 15 de septiembre pasado.
Lleva las firmas del presidente del ISS, Miguel Tavella, el vicepresidente Rubén Mendoza y los vocales Fernando Sánchez, Diego Malvicino, Adrián Cortés, Teresa Hellbusch, Claudio Burgos, Mirta Gemignani y Nora Pelizzari.

¿Mitad de precio?
En esta licitación, el valor de la casa no tenía precio base, pero en la inmediatamente anterior -hubo dos previas que fueron declaradas desiertas- el ISS había cotizado el inmueble en 6.100.000 pesos. Aquella cotización se había hecho a través de un acto resolutivo fechado el 10 de marzo. Si se toma el precio del dólar blue de ese día, 79,25 vendedor, el precio ascendía a 76.971,60 dólares.
Seis meses después, si se toma el dólar blue de la fecha de la adjudicación (15 de septiembre), que era de 131 pesos vendedor, el precio del inmueble era de 39.084 dólares. Pero si se toma el del día siguiente, ya en 142 pesos, el valor de la casa ya era algo menor: 36.056 dólares. Pero la persona que compró tenía plazo de 25 días hábiles, luego de la adjudicación, para realizar el pago, plazo que vencía el 21 de octubre, cuando el blue ya estaba en 183, dejando el valor de la propiedad en dólares en 28 mil.
En el mejor de los casos, podría afirmarse que el ISS vendió la propiedad casi a la mitad del precio al que la había cotizado seis meses antes. En el peor, alguien podría pensar que «quemó» un activo en un poco más de un tercio de su valor.

Sin observaciones.
En los considerandos de la resolución puede verse que la venta se realizó a través del llamado a Licitación Pública 02/20 (se publicó en el boletín oficial y este diario) en la cual se presentaron tres propuestas: una de 3,9 millones de pesos, otra de 1,5 millones y la tercera -y a la postre ganadora- por 5,12 millones.
Las ofertas fueron analizadas por el directorio del ISS el 8 de septiembre de 2020. Las actuaciones fueron sometidas a consideración de la Auditoría Interna y la Asesoría Letrada del Instituto, las cuales no expresaron ninguna observación al proceso.

Desiertas.
Esta no era la primera vez que el organismo había sacado a la venta la propiedad. De hecho, el jueves 26 de diciembre del año pasado, el directorio había declarado desierta la Licitación Pública 1/19 a través de la Resolución 2115/19. En esa oportunidad, según consta en los considerandos del acto resolutivo, «no se recepcionaron sobres con ofertas».
Luego, en marzo del presente año, a través de la Resolución 375/20 el organismo efectuó el llamado a Licitación Pública 1/20 para la venta de la misma casa. En aquella convocatoria, se aprobó el valor de Precio Base de 6,1 millón de pesos. Esa segunda licitación fue declarada desierta el 7 de agosto, por Resolución nº 768/20, por falta de oferentes.
En aquel mismo acto resolutivo, el Directorio autorizó a la Secretaría General del organismo a llamar a la Licitación Pública nº 2/20, sin precio base, y manteniendo el precio de 100 pesos para el pliego.

La excepción.
El edificio de la calle Villegas iba a albergar el Archivo del ISS. En el año 2013, el Concejo Deliberante le otorgó una excepción a solicitud del organismo para que se le permitiera construir allí un edificio sin la obligación de hacer las cocheras que, por la zona donde estaba ubicado, pleno centro, debía tener de acuerdo a la normativa vigente. La votación había sido dividida: el PJ votó a favor y el Frepam en contra.
Esa excepción finalmente fue derogada este año, cuando los concejales del Frepam advirtieron que el edificio no iba a tener el destino por el cual el ISS la había solicitado y, en cambio, estaba a la venta.
Finalmente, se decidió que el Archivo se instale en el edificio central del ISS, en la calle Pellegrini, a partir de una obra de remodelación que ya se licitó.