Sortearon viviendas en Eduardo Castex

LAS CASAS SE ENTREGARIAN ANTES DE FIN DE AÑO

Técnicos del Instituto Provincial Autárquico de Viviendas (IPAV) realizaron ayer el sorteo de viviendas para los 53 adjudicatarios de las casas del Plan “Techo Digno”, que próximamente se entregarán en Eduardo Castex. Dos viviendas no fueron sorteadas porque hubo impugnaciones y los preadjudicatarios deben presentar los descargos para que el organismo gubernamental determine si ratifica la asignación o acceden quienes se encuentran en el listado de inscriptos con mejores puntajes.
“Aún no tenemos la fecha de entrega de las casas, pero el intendente (Julio González) aspira que se entreguen antes de las fiestas de fin año porque muchos de los adjudicatarios actualmente están alquilando”, explicó la encargada del departamento de Vivienda municipal, Roxana Ottino.
El sorteo de las ubicaciones para los adjudicatarios se realizó ayer en el SUM Cumelén, con la presencia de los adjudicatarios, quienes transmitieron que “hace tiempo” esperaban acceder a una vivienda social. El trámite administrativo tuvo una duración de poco más de una hora y después los adjudicatarios tuvieron un lapso de tiempo para realizar intercambios si encontraban otros beneficiados que pretendían también modificar la ubicación que le asignaron por sorteo.

Impugnaciones.
La encargada del departamento de Viviendas municipal, Roxana Ottino, confirmó a esta corresponsalía que en esta oportunidad “se entregarán 53 viviendas y hay dos casas que no se otorgarán porque los preadjudicatarios deben realizar un descargo para que después se determine si serán los adjudicatarios”.
Y agregó “hubo algunas personas que presentaron impugnaciones y desde el IPAV solicitaron documentación para determinar la adjudicación definitiva”.
La entrevistada admitió que aún “no tenemos una fecha oficial de entrega de viviendas y el deseo del intendente (Julio González) es que se entreguen antes de las fiestas (de fin de año)”.

Demanda habitacional.
La encargada del departamento de Vivienda local, Roxana Ottino, reconoció la elevada demanda habitacional que existe actualmente en Eduardo Castex. “Hay 320 inscriptos para acceder a viviendas y ahora se entregarán 53 casas”, detalló.
Por último, indicó que la comuna castense “cedió terrenos al IPAV pero no tenemos información que se construyan nuevas casas en Eduardo Castex, porque Nación para el año próximo asignó solamente 60 casas para toda La Pampa”.

Una mala costumbre
Era una vieja costumbre de los funcionarios, hasta que el actual gobernador Carlos Verna empezó a predicar con el ejemplo y respetar los horarios establecidos para el desarrollo de los actos en el interior pampeano.
Lo llamativo es que ahora son los técnicos de los organismos gubernamentales quienes con total desparpajo llegan con 60 minutos de retraso para un acto administrativo tan importante como es el sorteo de la ubicación de las viviendas para los futuros adjudicatarios. Los vecinos castenses esperaron más de una hora, porque habían concurrido al SUM Cumelén con anticipación al horario programado oficialmente.
La situación no sería tan relevante, sino fuera porque muchas de las personas que accedieron a una vivienda social, ayer tuvieron que “pedir permiso” en sus trabajos y obviamente que no les pagaron horas extras ni tampoco viáticos, como a los técnicos del IPAV que ayer estuvieron en Eduardo Castex. Es más, alguno seguramente sufrió el descuento de su día laboral.
Los motivos son desconocidos, pero indudablemente existen dos alternativas para explicar esta actitud de los empleados de los organismos estatales, mala educación o una mala costumbre.