Inicio La Pampa Stremel festejó sus 70 años tras un triple by-pass

Stremel festejó sus 70 años tras un triple by-pass

WINIFREDENSE SE RECUPERA EN SU CASA

Jorge Stremel sufrió una oclusión de una arteria coronaria y vive para poder contarlo. «Me encuentro bien de salud, me cuesta un poco hablar pero estoy muy contento», dijo escuetamente y de alta en Winifreda, su localidad natal, ahora se puede conocer un poco más de su historia.

Jorge es un ex trabajador municipal y constructor de oficio. Y su historia salió a la luz justo cuando el almanaque le marcó, ayer 12 de junio, que llegó a las 70 primaveras. Aunque tal vez ahora tendrá que sumar una nueva fecha en sus festejos. El día en que una cadena de profesionales le salvaron la vida en un caso en que las estadísticas mundiales indican que casi nadie tiene esa posibilidad.

Stremel está hoy rodeados de hijos y nietos, mimado en su localidad. Allí, el colega Luis Barbaschi pudo intercambiar breves palabras con Jorge y fue Rosita, una de sus hijas, la que ayudó a la reconstrucción de lo que terminó siendo para el doctor Jorge Rigutto y su equipo del Sanatorio Santa Rosa una complicada cirugía de triple by-pass coronario pero en un paciente que, por lo general, no llega al quirófano con una oclusión como la que presentó Jorge.

El primer paso se dio en Winifreda. Allí, a pesar de sentirse bien y pedir al médico Rubén Cáceres que le diera permiso para trabajar, los estudios practicados dispusieron otra cosa. «Decidió derivarlo urgente a Santa Rosa», dijo la hija. «Mi papá insistía en que se sentía bien, que quería el alta porque tenía obras pendientes para terminar», relató y reveló que después de mantener «una larga charla» lo convenció de la internación. «Lo obligué a que se quedara internado, fue la mejor decisión de mi vida», reflexionó.

Rosita destacó «la fortaleza» de su padre y reiteró su satisfacción «por haber tomado decisiones duras, pero que si no las hubiese tomado hoy no estaría con nosotros». Agregó que su padre «es un guerrero, salió vivo de esta patología y yo estoy tranquila por haber hecho todo lo que me correspondía».

Detalles

Previo a la internación en Santa Rosa, y buscando seguridad en su decisión, la hija de Stremel hizo una consulta con Javier Cornelis, médico local especialista en cirugía cardiovascular. «Fue mi compañero en el colegio secundario, lo consulté sobre el diagnóstico y me dijo que estaba perfecto y que me quedara tranquila porque Rigutto es un excelente profesional. A partir de ese momento estaba totalmente confiada en que iba a salir todo bien».

Contó además que dadas las medidas de prevención por el coronavirus, el día de la cirugía pudo ver a su padre «a tres metros de distancia. Lo estaban preparando para la operación y alcancé a decirle que lo amaba y que lo esperaba en cuatro horas».
Esta espera resultó «interminable» hasta que finalmente recibió un llamado del cirujano «diciéndome que había sido todo un éxito y que todo el equipo médico del Sanatorio estaba revolucionado por el caso».

Ayer viernes Jorge Stremel cumplió 70 años. Rodeado del afecto y el cuidado de los suyos, ya inició la etapa de la recuperación y su vida tendrá que adaptarse a otros hábitos. Sin embargo «con los controles de rigor podrá volver a sus actividades». Rosita resumió el estado de ánimo de todos. «Estamos felices» dijo y agregó que «como pampeana me siento orgullosa de que este tipo de operaciones se realicen en la provincia con este nivel de profesionales».