Inicio La Pampa El estado de salud de Nadia "volvió a ser crítico"

El estado de salud de Nadia «volvió a ser crítico»

MARCHA POR NADIA

El estado de salud de Nadia Lucero, la joven de 22 años que fue salvajemente golpeada por su pareja Laureano González, volvió a ser «muy crítico» luego de la «leve mejoría» que tuvo el miércoles pasado. Según informó Jorge Lucero, el papá de la víctima, a su hija le encontraron dos vértebras fracturadas y, por este motivo, debió ser sometida a nuevos estudios. Hoy marchan en la Plaza San Martín, a las 18, para pedir justicia.
«Ayer en el parte médico nos dieron una esperanza, que tuvo una leve mejoría, y los doctores nos dijeron que a partir de ahora era para arriba. Pero lamentablemente hoy nos encontramos con la noticia de que tiene dos vértebras fracturadas, anoche convulsionó y ahora le están haciendo diferentes estudios», informó a LA ARENA Jorge Lucero, el papá de Nadia. A su vez, señaló que a pesar de que uno de sus riñones «había presentado mejoras no trabaja lo suficiente, así que volvió al estado de antes: muy crítico».

Situación sospechosa.
Por otro lado, Lucero denunció una serie de hechos «oscuros» que le tocó vivir a su familia en estos días. Según afirmó, allegados al principal sospechoso del caso, quien fue acusado por intento de femicidio, intentaron ingresar a la sala donde se encuentra internada Nadia.
«Hoy tuve que ir a Casa de Gobierno a pedir custodia en Terapia Intensiva porque hay algunas personas que están intentando entrar al lugar donde está Nadia. Una ya logró entrar, que es una sobrina, y la otra es una ex pareja que trabaja que en el Hospital. Como ya están identificadas, la Policía me prometió que ahora van a ser investigadas», señaló a este diario.
«Esto lo hacen para seguir haciendo daño, creo que la meta de ellos es sacar a Nadia del medio porque la persona que cuando pueda declarar es la que lo va a complicar a este tipo. Es lo que yo pienso», aclaró Lucero.

Escrache.
En horas de la mañana, allegados a Nadia realizaron un escrache en un local de comidas, ubicado en la avenida Luro, ya que según denunciaron su propietario -un ex comisario que sería cuñado de González- habría facilitado la fuga del sospechoso, que estuvo prófugo desde el domingo a la noche hasta la tarde del martes, cuando fue detenido en el barrio Santa María de La Pampa.