Inicio La Pampa Súper pampeanos vendieron un 13,8% menos en marzo

Súper pampeanos vendieron un 13,8% menos en marzo

INFORME OFICIAL DEL INDEC RELEVO 25 BOCAS DE SUPERMERCADOS

El gasto anual de cada pampeano representó una caída del 35 por ciento términos reales. Según CAME, las ventas en supermercados cayeron en mayo 6,7 por ciento.
JUAN JOSE REYES
Según un informe oficial del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), las ventas en las cadenas de supermercados de La Pampa muestran un fuerte derrumbe del consumo. La disminución trepa al 13,8 por ciento en solo tres meses y a valores corrientes.
Para elaborar el informe se relevaron 25 grandes bocas de expendio: ocho de La Anónima; dos de Carrefour; tres de Changomás; cinco de la Cooperativa Obrera; un mayorista (Diarco) y seis grandes superficies de capitales locales -Tomás de León en General Pico, y Gabi And y Girard en Santa Rosa-.
La facturación global a 350 mil pampeanos es superior a los 6.000 millones de pesos al año, es decir que cada comprovinciano gastó en los supermercados poco más de 17.000 pesos anuales, lo cual implica una caída en términos reales del 35 por ciento.
Además según CAME ya se conoce que las ventas en los supermercados de todo el país han caído otro 6,7 por ciento interanual durante el mes de mayo, acumulando una baja de 7 por ciento más en los cinco primeros meses del año. Otros datos preocupantes aquí en La Pampa según el Indec es que, como se aprecia en el cuadro anexo, a diciembre 2017 el dinero gastado por operación (ticket promedio) era de 685 pesos; a fines del año pasado creció a $965 para caer a $857, $882 y 669 pesos entre enero y marzo de 2019 respectivamente, eso sí con una inflación interanual del 55%.
Los 25 establecimientos y otras bocas de expendio de alimentos en la provincia venden el 80 por ciento de los alimentos a los pampeanos en 25.335 metros cuadrados de superficie cubierta, de ahí su importancia a la hora de analizar la crisis por la que atraviesa buena parte de la población.

El consumo no levanta.
La caída del consumo no tiene respiro. En marzo, sin descontar el impacto de la inflación, las ventas en los supermercados retrocedieron el 14,5% y en los autoservicios minoristas bajaron el 16%. De la mano de las ingentes caída de las ventas, lácteos, carnes y un 13% menos en las verduras en marzo, los supermercados comenzaron a achicar sus dotaciones de personal.
A su vez, los sueldos de los cajeros y administrativos de dichas bocas de expendio tuvieron una caída real del 15%. Según CAME ya se conoce que las ventas en los supermercados de todo el país han caído otro 6,7% interanual en mayo, acumulando una baja de siete por ciento más en los cinco primeros meses del año.
En conclusión, por séptimo mes consecutivo han caído las ventas en 25 supermercados pampeanos lo cual da un panorama de como ha golpeado la fuerte recesión y la caída del poder de compra del salario, producto del incremento de precios, el consumo que al parecer ha vuelto a acelerar su caída a otro 13,5%.
Así superó la marca de diciembre pasado, cuando había caído, en términos reales un 8,7%.