Inicio La Pampa Suspendieron encuentros familiares

Suspendieron encuentros familiares

ZILIOTTO PIDIO RESPONSABILIDAD SOCIAL Y AISLAMIENTO VOLUNTARIO

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, anunció ayer en conferencia de prensa la suspensión preventiva y momentánea de los encuentros familiares y sociales, además de la asistencia de público a locales gastronómicos a raíz de los nuevos casos de Covid-19 activos en la provincia. «Tomamos estas medidas en virtud de que debemos avanzar lo más rápido posible para identificar, aislar y para focalizar este episodio de contagios», dijo el gobernador.
Acompañado por el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá; por el presidente de la Cámara de Diputados, Mariano Fernández; y por el ministro de Salud, Mario Kohan; Ziliotto anunció en el mediodía de ayer a través de una conferencia de prensa la suspensión temporal de las actividades que implican la aglomeración de personas.
«Vamos a suspender en forma preventiva y transitoria aquellas actividades que signifiquen aglomeración de personas para que los contactos estrechos que estamos terminando de identificar no produzcan mayores contagios. Es por eso que vamos a suspender los encuentros familiares y sociales y también la actividad gastronómica en modalidad de atención a personas dentro del local», afirmó.
En esa línea, el mandatario provincial aclaró que los locales gastronómicos sí podrán trabajar bajo la modalidad de atención por delivery y mediante retiro en puerta o «take-away» en los horarios vigentes hasta el momento. El resto de las actividades económicas podrán seguir trabajando con normalidad. «Al resto de las actividades tenemos que exigirles mayor responsabilidad social y que se cumplan a rajatabla los protocolos, que los comercios respeten distanciamiento, las medidas de higiene y el uso de barbijo», afirmó Ziliotto.
Explicó que la decisión fue tomada durante una reunión del Comité de Crisis en la mañana de ayer debido a que la Dirección de Epidemiología aún trabaja en establecer más contactos estrechos. «Queremos que los contactos estrechos sean focalizados y que esas personas sean hisopadas si tienen síntomas», sostuvo.

Aislamiento voluntario.
Durante la conferencia, el gobernador argumentó la suspensión de los encuentros sociales y de la presencia en locales gastronómicos ya que «son las únicas dos actividades que representan aglomeración de personas y el resto de las actividades, si respetan la cantidad de personas por metro cuadrado no es aglomeración».
También pidió al resto de la sociedad que se aísle de manera voluntaria a partir de la aparición de los nuevos casos. «Vamos a pedir a la sociedad que se sometan a un aislamiento social voluntario, es decir, si no tenemos nada que hacer no salgamos de la casa. Que sólo salgan los que tienen que ir a trabajar; mantengamos en lo posible la actividad económica y el sustento que muchas familias necesitan para tener un plato de comida en la mesa todos los días», indicó.

«Momentos difíciles».
Para el gobernador, «estamos atravesando momentos difíciles» porque «estamos teniendo desbordes que tienen que ver con los encuentros sociales tal como pasó en Mendoza y en Rosario, donde por no respetarse los protocolos, los horarios, las conductas y el distanciamiento también tuvieron que suspender actividades».
«Estamos en medio de la pandemia, en un país que tiene casos permanentemente en forma creciente y la mejor estrategia es cortar los contagios, focalizar y aislar. Hoy más que nunca hay que tener responsabilidad social», expresó Ziliotto durante la conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

«No es necesario».
Por otra parte, el gobernador hizo hincapié en la «responsabilidad empresaria» que tuvo un local gastronómico de Santa Rosa en el que estuvieron presentes seis de los casos positivos durante la semana pasada. «El local, como corresponde, tiene asentadas todas las personas que estuvieron presentes. Todos están identificados con nombre, apellido y teléfono, con aislamiento y seguimiento epidemiológico», aseguró.
Sin embargo, cuando fue consultado por la prensa respecto de por qué la provincia no dio a conocer el nombre de la empresa en la que trabajan las dos personas cuyos casos se confirmaron el jueves como sí se hizo con una verdulería del centro santarroseño, Ziliotto manifestó: «En ese caso dimos el domicilio porque teníamos un universo de personas que habían asistido a esa verdulería, fue una excepcionalidad porque no sabíamos quiénes habían estado allí».
Y concluyó: «En este caso tuvimos exactamente las personas que estuvieron en el local gastronómico. Los contactos estrechos de esa empresa pueden aparecer, pero no es necesario que digamos el nombre de la empresa, no queremos estigmatizar a nadie».