Télam: cierran seis corresponsalías

ATAQUE AL FEDERALISMO DE LA AGENCIA NACIONAL DE NOTICIAS

Los despidos masivos de trabajadores ocurridos en Télam generaron el cierre de seis corresponsalías del interior del país, en perjuicio del carácter federal de la información de los medios públicos.
El brutal recorte que el actual directorio quiere imponer en la agencia nacional de noticias Télam, además de amenazar la fuente de trabajo de 357 empleados y sus familias, apunta contra el carácter federal de la información producida por este medio público.
El despido masivo del 40 por ciento de los trabajadores, del área periodística, administración y publicidad de Télam, que están reclamando la reincorporación, fue advertido como “un ataque al federalismo de la información de los medios públicos”, señaló la Comisión Gremial Interna.
Con la decisión del gobierno nacional, hay seis corresponsalías que no existen más para el Sistema Federal de Medios Públicos. Estas son de Formosa, Catamarca, Posadas (Misiones), Resistencia (Chaco), Viedma (Río Negro) y Rawson (Chubut).
El informe sobre el desmantelamiento de la agencia estatal de noticias fue presentado por el sitio Pulso Noticias en una nota titulada “Despidos en Télam: se agrava la incertidumbre en las provincias”.
Según se indicó en el documento mencionado, “hasta última hora del sábado se registraron un total de entre 45 despidos en las 27 corresponsalías provinciales, mientras que seis de ellas fueron totalmente desmanteladas, una situación alarmante para la pluralidad de voces.
También advirtieron que muchos trabajadores fueron anoticiados de los despidos a través del sistema de Home banking ya que de un día para el otro descubrieron depositada la indemnización, sin ningún aviso previo.
Al vaciamiento total de las seis corresponsalías mencionadas, se suma la situación de extrema vulnerabilidad en la que quedan otras 12 delegaciones periodísticas que quedaron con un solo cronista para dar cuenta de la vasta realidad de cada una de esas regiones.

Repudios.
En La Pampa, el Sindicato de Prensa (Sipren) Zona Sur de La Pampa realizó el pasado viernes una manifestación frente al Enacom de Santa Rosa para pedir la reincorporación de los trabajadores despedidos.
La situación afectó a dos trabajadores pampeanos, el periodista Mariano Rodríguez Vega y el fotógrafo Julián Varela, que se sumaron a la lista de más de 300 empleados que perdieron su puesto de laboral.
El secretario general del Sipren, Milton Fernández, afirmó que “no se logra pluralidad de voces echando gente” y luego planteó al titular del Enacom local, Eduardo “Lipe” Helt, que “traslade a nivel nacional nuestra disconformidad con los despidos en Télam”.
“El Enacom tiene que fomentar el trabajo, el empleo, el pluralismo, la pluralidad de voces y de medios, pero los despidos que se están viendo atentan contra esa cuestión”, dijo el sindicalista, señalando que “fue atroz como Lombardi festejó una nueva Télam echando gente”.
Distintos sectores y organizaciones gremiales, sociales y políticas expresaron públicamente su repudio a la medida tomada por el gobierno de Cambiemos y reclamaron la reincorporación de los trabajadores que fueron echados sin motivos.

Diputados.
En la Legislatura pampeana, los diputados Espartaco Marín, José González, del PJ, Eduardo Tindiglia de Nuevo Encuentro, Darío Hernández del Frente Renovador y Luis Solana (Partido Socialista-Frepam) presentaron un proyecto de resolución contra la medida.
“En este caso además se prueba que La Pampa no fue una isla, nuevamente las medidas de ajuste del gobierno nacional se sintieron en la provincia, donde le llegó el telegrama de despido a un periodista y un fotógrafo que se desempeñaban en la corresponsalía local de Télam, dejando una sola trabajadora como responsable de la agencia en La Pampa, por ende será menor en cantidad y calidad el flujo de información que desde aquí se emita”, se indicó en el proyecto de resolución.