Inicio La Pampa Temor en Zona Norte por hechos de violencia

Temor en Zona Norte por hechos de violencia

Los vecinos del barrio Zona Norte, en el área de la calle Reconquista al 1500 y en lugares aledaños, aseguran que viven atemorizados por distintos hechos de violencia «a toda hora» mientras que la Policía reconoce que debieron reforzar las presencias ante la reiteración de hechos que alteran la tranquilidad de quienes viven allí.
Distintos llamados alertaron ayer a esta redacción sobre «al menos diez tiros» que se produjeron en la noche del miércoles. Consultada la policía (la seccional Segunda es la que tiene jurisdicción en el lugar) reconoció que «se reforzó la zona para hacer el recorrido pero hay algunos grupos que no quieren nuestra presencia… nos tiran piedras y hubo que disuadir pero se efectuó sin problemas. No hubo heridos ni nada más allá de disparos para disuasión», confirmaron desde la Segunda.
Según un hombre que vive en ese lugar, «todas las noches hay peleas y se escuchan tiros. Hay una despensa que vende cerveza a toda hora y ahí se juntan. Viene la policía, cierran, y cuando se van vuelven a vender. Una chica apuñaló a su pareja y están otra vez juntos, hay un problema gravísimo de violencia de género y todo puede terminar muy mal. No podés ni asomar a tus hijos por temor a que algo puede pasar. No vivimos tranquilos».

Un joven baleado.
En la noche del martes un joven fue baleado cuando iba caminando junto a su hermano en dirección a un kiosco. Los agresores fueron dos personas, que están detenidas, y le habrían disparado con una escopeta recortada y con una carabina recortada.
Según informaron fuentes policiales a LA ARENA, el hecho ocurrió alrededor de las 19.20 a raíz de un llamado al 101, donde alertaban sobre un grupo de personas apedreando un domicilio, ubicado en Pasaje Sape. Ante esto, se acercó un móvil de la Seccional Segunda a constatar lo ocurrido.
Al llegar al lugar observó que en la esquina de Posta de Yatasto y Sape había una persona recostada sobre la calle y que poseía una herida en el abdomen. El herido fue trasladado por sus familiares hasta al casa, ubicada en el Pasaje Amaya al 200. El personal de la Seccional Segunda y de la Brigada de Investigaciones de la UR-I se dirigió hasta la vivienda y habló con la madre del lesionado, un joven de 28 años, quien le manifestó que «le habían disparado con un arma y que se encontraba tirado en el piso de la casa». Además, le dijo a los policías que «había sido traído por su otro hijo, de 21 años».