Inicio La Pampa "Tenemos una puerta solidaria"

«Tenemos una puerta solidaria»

VENTA DE LOCRO SOLIARIO EN EL CLUB ARGENTINO

El Club Argentino de Santa Rosa conmemoró «en modo pandemia» un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo con la venta de un locro patrio y la entrega de casi 90 carbonadas gratuitas, destinadas a vecinos del barrio de Zona Norte que se han visto seriamente afectados por la cuarentena obligatoria. Miembros de la Comisión Directiva de la entidad advirtieron que la situación del barrio es «compleja» y «complicada».
Bajo el lema de patria y solidaridad, la entidad deportiva que está ubicada en la intersección de las calles Gobernador Duval y Antártida Argentina celebró este lunes el 25 de Mayo. Carmen Bertone, integrante de la Comisión Directiva del Club Argentino, dialogó con LA ARENA y contó como se gestó esta actividad.
«El 20 de marzo se cerraron las puertas por la cuarentena y nosotros quisimos poner el club en ‘modo pandemia’; y en ese marco, todos los sábados fuimos dando alimentos o pollos, con la colaboración de algunos comerciantes e instituciones y el Gobierno de La Pampa», explicó la dirigente.
Y agregó: «En sí, con el apoyo de la comunidad pudimos mantener, hasta ahora, el club. Y hoy, 25 de Mayo, quisimos festejar el Día de la Patria a ‘modo pandemia’. Tenemos todo un protocolo para entregar la carbonada gratis, casi 90, la cual la realizamos con la colaboración de la Federación de Box, y las porciones de locro que vamos a vender».

Puerta solidaria.
Según precisó Bertone, durante la jornada entregaron cerca de 300 porciones de locro a 250 pesos. También vendieron la media docena de tortas fritas a 100 pesos o una docena más dos, a 200 pesos. Por otro lado, asistieron a familias con la entrega de más de 80 carbonadas gratuitas.
«Nosotros tenemos una puerta solidaria, donde ayudamos a la gente que lo necesita en estos tiempos, y otra para recaudar para que el club siga subsistiendo», completó la dirigente. La entrega de estas porciones se hicieron en un horario extendido, desde las 11.30 hasta las 13, con el objetivo de evitar aglomeraciones en las instalaciones del club. Además, se tomaron todos los recaudos sanitarios correspondientes.
Por su parte, Guillermo Aníbal Córdoba, también integrante de la entidad, destacó la función solidaria que cumple el club desde que asumió esta Comisión, desde hace varios años, y es algo para imitar por parte de otros clubes ya que «hace tanta falta la contención para los niños y los jóvenes».

«Es complicado».
Desde la institución confirmaron que la situación que vive el barrio es «complicada» ya que muchos vecinos están sin trabajo, producto de la paralización de la economía. Enrique Vázquez, integrante de la comisión, es uno de los encargados de realizar un seguimiento con estas familias.
«Nosotros hemos estado en constante contacto con las familias de la comunidad del club, consultándole cómo es la situación. Para muchos es complicado y difícil. Nosotros lo vemos porque no han podido afrontar el valor de las cuotas, que son familias que se quedaron sin trabajo, porque hay muchos cuentapropistas», reveló a este medio Vázquez.
En ese sentido, remarcó que «para este grupo el panorama es muy complicado, y por eso queremos dar una apoyo y contención a ellos, después hay otro sector que por suerte siguen teniendo su sueldo» ya que este ingreso «le permite pagar». Sin embargo, reiteró: «Los que trabajan por su cuenta no tienen esta posibilidad, pese a que algunas actividades se han habilitado, ellos no consiguen el trabajo, no hay demanda».
«Todos hicimos nuestro aporte a estas actividades, que tienen por un lado un fin solidario y por otro poder juntar algunos recursos que nos permitan cubrir los gastos del club», indicó en referencia a la venta del locro patrio. «Porque aunque esté cerrado, se tienen que pagar cuentas, insumos y servicios básicos también», concluyó.