Inicio La Pampa "Tengamos igualdad de derechos todos"

«Tengamos igualdad de derechos todos»

RECLAMO DEL COLECTIVO TRANS EN LA DIRECCIÓN DE POLÍTICAS DE GENERO Y DIVERSIDAD

Un grupo de integrantes del colectivo trans de Santa Rosa se manifestó ayer a la mañana en el predio de la Laguna Don Tomás, donde funciona la Dirección de Políticas de Género de la Municipalidad. Pidieron por el cumplimiento del cupo laboral para el 2021. «Nos venimos a manifestar porque estamos cansadas de seguir esperando, necesitamos trabajar ya, urgente, porque todo el año nos tuvieron con reuniones, prometiendo, diciéndonos que se tiene que hacer una reglamentación, y el año sigue pasando, y nosotras seguimos en la misma situación», le dijo a LA ARENA Marcela Sosa.

«Hay compañeras en situación de calle, no tenemos para pagar el alquiler, y no están cumpliendo con el 1% de los empleos, porque este año todavía no ingresó nadie, ya el año se está terminando, el señor Luciano di Nápoli no nos recibe, y cuando estaba en campaña un poco más nos iba a buscar en su auto para que lo acompañáramos. Ahora no nos recibe, diciendo que la señora ‘Gaby’ Bonavitta es la que está de encargada. Nosotras necesitamos pagar el alquiler y los servicios, porque si no, nos quedamos en la calle», agregó.

En esa línea, aseguró que este año no ingresó nadie al municipio. «El año pasado se hizo un concurso en diciembre, pero este año, hasta ahora no ha pasado nada», explicó.
Asimismo, dijo que «todas las compañeras tienen necesidades laborales, somos más o menos 40 o 50, y este año deberían ingresar 4 al municipio para cumplir con el cupo».

«A estudiar».

Sosa dijo que desde el municipio, cuando reclaman por puestos de trabajo, «nos mandan a estudiar, supuestamente que tenemos que terminar el secundario y nosotras sabemos que hay gente que ingresa a trabajar sin siquiera terminar el primario. No tenemos otra ayuda, la única ayuda es una bolsa de mercadería, y un subsidio de $ 4.000, que te dan cada dos o tres meses, y a veces. Con eso no pagamos ni siquiera la luz».

Por otro lado, señaló que «Liliana Robledo viene prometiendo puestos desde el año pasado, y ni siquiera un puesto puede. Tanto tiempo no puede llevar hacer un papeleo, y no hay respuestas de eso. Lo mismo que pasa acá, es esperar y esperar al papeleo».

Voluntad política.

Gabriela, otra de las integrantes del colectivo, dijo que esta situación solo se subsana «con voluntad política. El medio para subsanar los tiempos de la burocracia estatal es la voluntad de los funcionarios. Sin ir más lejos, hay otras entidades como la Universidad Nacional de La Pampa, que está dando el ejemplo, y está cumpliendo con la normativa. Está buscando los medios, aún cuando depende de un presupuesto anual, y sin embargo en el año vigente cumple con la normativa vigente, da el ejemplo desde una voluntad política que están teniendo».

Por otra parte, señalaron sentirse «usadas durante la campaña política», porque «todas fueron puestas en escena para las fotos».

Finalmente, manifestaron haber escuchado en reiteradas ocasiones «al común de la gente, funcionarios, o personas que están en el ámbito laboral, que sienten que esta ley es una especie de extorsión o de imponer una obligación al Estado, de que nos tienen que dar trabajo, porque somos trans, cuando la realidad es que esta ley viene a reparar que se nos dé el derecho a trabajar, que por ser trans se nos negó».

«Solo hace falta salir a las calles, ver en sus trabajos, en el ámbito público o privado, después de tantos años a cuántas personas trans han tenido como compañeros. Y no estamos hablando de idoneidad, porque todos sabemos que hay puestos en que se ingresa sin el secundario completo y no se tiene en cuenta la idoneidad. Dejemos de ponerlo como escudo y hagámonos cargo que la sociedad nos arrastra y nos discrimina. No es exigir por quien soy, tengamos igualdad de derechos todos, tengamos la capacidad de entrar a trabajar, si hay un montón de compañeras instruidas y preparadas, y siempre termina siendo el ‘te vamos a llamar'», concluyeron.