Inicio La Pampa "Tenían un discurso idéntico"

«Tenían un discurso idéntico»

LEY DE SOLIDARIDAD SOCIAL Y REACTIVACION PRODUCTIVA

El viernes pasado, y tras cerca de 20 horas de debate, la Cámara Baja dio media sanción al proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, que al otro día se aprobó en el Senado. «Es una ley marco para la emergencia en la que nos ha dejado el gobierno de Mauricio Macri», opinó el diputado nacional del Frente de Todos, Hernán Pérez Araujo.
En declaraciones a LA ARENA, el legislador pampeano se mostró conforme con el proyecto enviado por el presidente Alberto Fernández y aseguró que, aunque no es la ley ideal, «es la que necesitamos y necesita el Ejecutivo para empezar a poner en marcha al país y para empezar a ocuparse de los que estaban últimos en las prioridades del gobierno anterior».
La ley establece, entre otras cuestiones, la delegación de facultades del Poder Legislativo al Ejecutivo, lo que está el centro de los cuestionamientos por parte de la oposición. Incluso algunos diputados, como el macrista Luciano Laspina, hablaron del cierre del Congreso y la «entrega del poder público al Poder Ejecutivo».
En ese punto, Pérez Araujo expresó: «Los diputados de Juntos por el Cambio parecían coucheados, tenían un discurso idéntico. No estamos cerrando el Congreso, al contrario, el viernes que viene volvemos a sesionar».
Y apuntó: «Quienes hablan de cerrar el Congreso gobernaron por DNU los últimos cuatro años, hasta llegaron a nombrar jueces por esa vía. Mientras fueron gobierno no hicieron nada por defender el federalismo, la democracia y la división de poderes».
Otros de los ejes cuestionados por la oposición fue la rapidez con la que se trató el proyecto, que fue justificada desde el gobierno por el carácter de emergencia. «Evidentemente no tenemos las mismas prioridades. Nosotros queremos atender con la urgencia que el caso requiere a quienes la están pasando mal», explicó el diputado. Y añadió: «Discutimos 12 horas en comisión y 20 horas en el recinto. Es una ley que es compleja y extensa, sin embargo la pudimos analizar y hacer observaciones».

Rauschenberger.
Además de Pérez Araujo, los legisladores pampeanos que votaron a favor de la ley fueron Ariel Rauschenberger y Melina Delú, todos del PJ.
«Cuando la oposición fue oficialismo le pidió gobernabilidad al peronismo y se la dimos, por ejemplo con una herramienta que necesitaba Macri como la ley para acordar con los fondos buitre. Alberto (Fernández), a nueve días de asumir, pidió una herramienta para tratar de revertir la desastrosa situación social y económica que vive el país», sostuvo Rauschenberger, al tiempo que recordó que en el inicio de la sesión, «Juntos por el Cambio no dio quórum, recién bajaron cuando lo logramos».
También se refirió a la suspensión por 180 días de la movilidad jubilatoria: «El objetivo de ese punto es darle una mayor cobertura a jubilados que cobran la mínima, los más afectados por la fórmula que estaba vigente».
Al trazar un panorama respecto de la situación del sistema jubilatorio nacional, el legislador explicó que «cuando arrancó el gobierno de Macri, la Anses tenia 60 mil millones de dólares en el Fondo de Garantía y Sustentabilidad. Hoy tiene u$d 28 mil millones, de los cuales 75% son papeles». Y concluyó: «Estamos ante una crisis muy grave en el sistema jubilatorio por eso el presidente pide ese plazo. Necesitamos un sistema que acompañe al crecimiento del país».

Créditos UVA.
Uno de los puntos que se incluyó en la ley fue la problemática de los créditos UVA, que fueron tomados por alrededor de 170 mil personas en todo el país, según estimaciones del colectivo Hipotecados UVA, y en su mayoría se tornaron impagables por la brecha entre inflación y pérdida de poder adquisitivo del salario. La inclusión de ese punto estuvo a cargo de Pérez Araujo, Rauschenberger y Delú.
«Pudimos lograr introducir algo muy importante como lo es el tema de los UVA en vivienda pero también en planes de ahorro automotor», celebró Rauschemberger al tiempo que brindó detalles sobre el artículo: «Se le encargará al Banco Central que haga un análisis del efecto negativo que tuvo la moratoria y que determine cuáles son las medidas que se pueden tomar para atenuar esos efectos. Se trata de un esfuerzo entre banco y tomador del crédito».

Votaron en contra.
A diferencia de Delú, Rauschenberger y Pérez Arajo, los diputados pampeanos Martín Maquieyra (PRO) y el radical Martín Berhongaray votaron en contra de la ley. “La delegación de facultades del Congreso al Ejecutivo no es algo que se toma de un día para otro, me parece que no es algo bueno si bien lo prevé la Constitución”, sostuvo Maquieyra.
Y agregó: “Votamos nueve delegaciones al punto de dejar al Congreso con muy pocas delegaciones propias”, al tiempo que consideró que “es escandaloso el tema de las jubilaciones, genera mucha duda que no alcance a embajadores, jueces y ex presidentes”.
En la misma sintonía se mantuvo Berhongaray, que aseguró que la eliminación de la movilidad jubilatoria “está prohibida por la Constitución y la doctrina judicial”. Y advirtió: “Puede ocurrir que se abra una frontera de litigiosidad”.
Por otra parte, el radical se mostró sorprendido por el desarrollo de la sesión, que fue la primera de la que participó como diputado nacional, ya que asumió el pasado 10 de diciembre. “Desde mi óptica el desarrollo de la sesión fue excesivamente desordenado, particularmente en el tratamiento en particular, donde hubo confusiones en la redacción de cláusulas”, expresó.