Inicio La Pampa Tensa reunión en Coirco

Tensa reunión en Coirco

Pese a la férrea oposición de la provincia de Mendoza, las provincias de la cuenca del río Colorado impusieron su voluntad y la construcción de la represa Portezuelo del Viento estará incluida en la próxima Cumbre de Gobernadores de la Cuenca. Mendoza intentó, con prepotencia y acusaciones infundadas, sacar al pampeano Javier Schlegel de la presidencia del comité, embate que fue repudiado desde el gobierno pampeano.
El pampeano Javier Schlegel debutó ayer como presidente del Comité Técnico del Coirco. Fue en el contexto de una agitada reunión que tuvo al tema Portezuelo del Viento como eje central y más polémico. La situación llegó a tal extremo que Mendoza planteó una recusación para apartarlo de la presidencia del Comité Técnico por lo menos cuando se analice el tema de la represa.
El pedido tuvo curso formal y será elevado al ministro del Interior de la Nación, Eduardo «Wado» de Pedro, quien deberá decidir el destino que le da. Desde el momento en que fue el propio de Pedro el que eligió al pampeano para este cargo, es de esperar que la recusación termine en el archivo.
La embestida contra Schlegel fue encabezada por el propio ministro de Gobierno de Mendoza, Víctor Ibáñez Rosaz, quien llegó a plantear a viva voz y en tono desafiante que el pampeano no acredita la independencia necesaria para ocupar el cargo. Por momentos, la discusión fue a los gritos y atravesada por actitudes provocadoras.
Junto con Ibáñez Rosaz, delegado titular ante este comité de cuenca, la representación mendocina estuvo integrada por otro ministro -Mario Isgró, de Planificación e Infraestructura-, dos secretarios, dos subsecretarios y varios técnicos. «Vinieron todos, solo faltó el gobernador», graficó uno de los participantes.

Actitud soberbia.
«Fue Nación la que decidió que Schlegel esté a cargo de Coirco, no fue La Pampa la que lo eligió», sostuvo ayer el delegado alterno de nuestra provincia, Juan Greco, al comentar el desarrollo de la reunión. «De hecho, Collado y (Mario) De Rege, ambos de Río Negro y ampliamente favorables a la postura de Mauricio Macri y de Mendoza, ejercieron la presidencia», contrastó.
La recusación a Schlegel «es parte de la chicana habitual que presenta Mendoza en todas las reuniones, como por ejemplo no tratar Portezuelo del Viento porque La Pampa lo tiene judicializado», comentó. La embestida cuyana para sacar el tema Portezuelo de las reuniones del Comité Técnico y de la Cumbre de Gobernadores, fue resistida no solo por La Pampa sino también por los representantes de Neuquén, Río Negro y Buenos Aires.
-¿Las provincias están en bloque?
-Yo creo que están tomando conciencia de lo que significa Portezuelo en mano de Mendoza. Requieren las garantías necesarias, que puede ser un estudio de impacto ambiental integral de calidad, que no lo hemos tenido. ¿Vamos a decir que una obra es apta sin haber hecho todos los estudios que corresponden? Lo repito, porque es importante: cuando se estudió la planta de potasio, cuatro años se tardó en ese estudio, incluso con profesionales de La Pampa. Este estudio salió en 7 meses y en La Pampa estuvieron no más de 48 horas.
En la reunión de ayer, el representante de Neuquén «fue muy claro cuando dijo que hace falta ese estudio, hace falta tratar el tema» aún cuando Mendoza se niega argumentado que La Pampa lo ha judicializado.

Licitación.
En la reunión de ayer, la delegación mendocina informó que la licitación de la obra se postergó nuevamente, ahora para principios de julio, y ante la consulta de Greco sobre la cantidad de pliegos que han sido adquiridos, la respuesta fue reveladora: ninguno.
«Todavía no elevaron sus estudios ambientales a Nación y no han colocado las normas de manejo y de llenado en el pliego. Si eso no es estar flojo de papeles…», reflexionó el delegado alterno.

«Es una muestra de intolerancia»
Para el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, Néstor Lastiri, la embestida de contra Schlegel «es una muestra de la intolerancia de los mendocinos», que solo se preocuparon porque el tema Portezuelo del Viento no estuviera incluido en la próxima reunión de gobernadores de la cuenca.
«Cuando Mendoza vio que nuestras propuestas seguían para que se incluyera Portezuelo y el tema de los estudios de impacto ambiental, estallaron en una recusación que hicieron contra Javier (Schlegel), diciendo que era partícipe de esto», afirmó.
El argumento de Mendoza es que como La Pampa judicializó la construcción de la represa, no tiene sentido mantenerla dentro de los temas que analiza Coirco, planteo que también fue refutado por las otras jurisdicciones de la cuenca.
«Esto muestra su intolerancia y su arbitrariedad en el manejo de los recursos hídricos, porque no aceptan nada que no sea imponer una situación ridícula como es hacer una presa de 180 metros de altura en un río que no tiene agua», sostuvo.
Tras manifestar el apoyo del gobierno pampeano a la actuación de Schlegel en esta reunión, Lastiri consideró que la intolerancia manifestada por Mendoza «hace que provoque más rechazo y más disconformidad en el tratamiento de este tema, en el que tuvimos la solidaridad de las otras provincias».