Inicio La Pampa "Terminar con las picardías"

«Terminar con las picardías»

CUELLE SE SUMO EN LA DISCUSION POR LA COPARTICIPACION

El diputado provincial de la UCR, Marcos Cuelle, se sumó a la discusión por la coparticipación y consideró que «enrostrarse recíprocamente las responsabilidades no va a resolver esta cuestión». Para el legislador, «solo sería necesario incluir, en caso de una modificación a la ley vigente, una sola palabra al inciso C del artículo 4, para que el 40 % se distribuya sobre la base de los recursos propios ‘tributarios’ percibidos».
El cruce entre el ministro de Hacienda, Ernesto Franco, y el diputado del oficialismo, Ariel Rojas, pusieron una vez más en agenda la Ley de Coparticipación. En ese sentido opinó el legislador radical, Marcos Cuelle, quien manifestó que «las modificaciones o la nueva ley de coparticipación que debe discutir la provincia», tanto el Ejecutivo como el Legislativo «junto a los municipios y Comisiones de Fomento», debe ser «clara y sencilla».
Para Cuelle, existe una «total falta de claridad en la redacción del inciso C del artículo 4 de la ley 1.065», que «atenta contra su propio espíritu y la solidaridad tributaria entre comunas y comisiones, que introducen recursos como ‘recaudaciones propias percibidas'». De esta manera, se genera una «inequidad comparativa, por falta al menos de una buena reglamentación, que taxativamente enuncia los alcances del citado inciso».
El legislador consideró, en diálogo con LA ARENA, que «la base para comparar no debe estar sujeta a la subjetividad o interpretación que cada mandatario o mandataria comunal realice, sino a reglas objetivas que permita homogeneizar los conceptos». Por estos motivos, remarcó que «enrostrarse recíprocamente las responsabilidades no va a resolver esta cuestión, que viene desde hace años generando discordia y que no es atendida con vehemencia por el poder político en aras de buscar consensos».

Conceptos tributarios.
Cuelle indicó que «los conceptos que se deberían considerar, a criterio personal y en consonancia con lo que piensan algunas personas profesionales de las ciencias económicas, son aquellos que sean neta y estrictamente tributarios. Es decir, aquellos a los que están autorizados a cobrar los estados comunales, tales como: tasas, contribuciones, derecho, permisos, patentes e impuestos (en este último caso, si hubiera materia imponible y no se genera doble imposición)». Además, se debería «eliminar toda otra consideración, para que no se generen suspicacias, ni malos entendidos».
De esta manera, y «sin pretender agotar el debate que se merecen las y los jefes comunales, pero buscando sencillez y claridad interpretativa», Cuelle afirmó que «solo sería necesario incluir, en caso de una modificación a la ley vigente, una sola palabra al inciso C del artículo 4, para que el 40 % se distribuya sobre la base de los recursos propios ‘tributarios’ percibidos».
«Intentar buscar un mix entre recursos tributarios y no tributarios, asignando porcentajes sobre cuán gravitantes son unos u otros, traerá más dolor de cabeza que certidumbre», agregó y señaló que «se podría citar ejemplos concretos dónde se inflaron índices, y a pesar de que se consideró acreditado el hecho, la justicia interviniente procedió a archivar la denuncia porque interpretó que no hubo delito».

Distribución democrática.
Por otro lado, Cuelle resaltó que «la responsabilidad que nos debe ocupar y preocupar, no debe estar en aplicar un ‘malleus maleficarum’ comunal sobre cada mandatario o mandataria, ni sobre las declaraciones de tal o cual Ministro, sino la de bregar porque se cumplan con meridiana claridad, una distribución democrática, solidaria y federal de recursos públicos proveniente del sistema de coparticipación». Para que ello ocurra, continuó, «todas y todos los actores públicos, tienen que interpretar en forma inequívoca los conceptos a considerar».
«Si bien los recursos de una comuna o comisión pueden ser de diferentes índoles, tal como lo establecen los Artículos 103 y 105 de la Ley 1597, no todos son de origen tributario y por tal motivo es necesario que unánimemente se le ponga fin a esta falta de definiciones», añadió.
En ese sentido, afirmó que «se debe terminar con las picardías», pero «también con los favoritismos. Es necesario aumentar la transparencia institucional, y para ello, al unísono se debe interpretar que no existe otro camino que el de sentar las bases para una distribución democrática, solidaria y federal».
«La sinuosidad es la que nos ha llevado a esta situación y es nuestra responsabilidad y obligación, la de generar los consensos para volver al camino del cual nunca se debieron apartar las instituciones. Por ello celebro la reunión mantenida entre el gobernador y el bloque de representantes oficialistas, esperando también tener la oportunidad de poder transmitir nuestras opiniones sobre un tema tan importante», concluyó.