Tiene pena en suspenso y robó otra vez

Un muchacho de 21 años fue detenido el viernes por la madrugada, acusado de haber ingresado a una vivienda de la calle Joaquín Ferro, en el barrio Villa Uhalde de esta capital, y de haber robado una mochila y una computadora portátil. El sospechoso tenía una pena de prisión en suspenso de 3 años por un hecho de robo calificado ocurrido en el mes de mayo del año pasado. Si bien el hombre recuperó la libertad, se presume que en los próximos días le revoquen la pena y se pida su inmediata detención.
De acuerdo a lo informado por fuentes ligadas a la investigación a LA ARENA, el hecho ocurrió el jueves por la noche, cerca de las 21 horas, cuando una mujer denunció que alguien había entrado a su casa previo a escalar un muro de unos 2 metros, y sin ejercer violencia, se llevó una computadora, una mochila y elementos de poco valor.
Al lugar arribaron efectivos de la comisaría Segunda y personal de la Agencia de Investigación Científica (AIC), que recabaron información de la escena.
Si bien la damnificada no tenía sospechas de quien podría haberle robado, las características que dio sobre los elementos sustraídos fueron importantes para que en horas de la madrugada del viernes, los uniformados procedieran a la detención del posible autor.
Fue pasadas las 24 horas cuando una patrulla divisó a un muchacho que cargaba una mochila similar a la denunciada como robada, al momento que caminaba por la calle Raúl B. Díaz, entre Río Bermejo y Asunción del Paraguay. El sospechoso fue seguido hasta que llegó a una casa y, luego de un forcejeo con los uniformados, fue retenido y trasladado a la comisaría de la calle Río de la Plata. En cuanto a los elementos robados, fueron identificados por la mujer damnificada y les fueron entregados.
Respecto al ladrón, se supo que recobró la libertad más tarde; aunque se dejó trascender que penaba sobre él una causa de robo en poblado y en banda ocurrida el año pasado, cuando asaltó, junto a otro cómplice, un comercio ubicado en la calle Almirante Brown y robaron el monitor de una computadora y algo de dinero en efectivo. Por ese hecho fue condenado en noviembre, cuando el juez Carlos Chapalcaz, le dictó una pena de 3 años de prisión en suspenso.