Inicio La Pampa Los 125 años de Toay

Los 125 años de Toay

UNAS 2 MIL PERSONAS ASISTIERON AL ACTO OFICIAL

Con una gran desfile cívico militar, la participación de más de 50 instituciones y la asistencia de unas 2 mil personas se celebró ayer el 125º aniversario de la fundación de Toay. A la hora cero del martes se había llevado adelante una gran vigilia que reunió a los vecinos a cantar el feliz cumpleaños y a degustar una inmensa torta.
La ceremonia estuvo encabezada por el intendente Ariel Rojas que estuvo acompañado por el director de Asuntos Municipales, Martín Rojas; por el viceintendente Rodolfo Alvarez; integrantes del equipo de gestión municipal, del Concejo Deliberante, autoridades policiales y militares.
Por la mañana, el izamiento del pabellón nacional marcó el preludio de la intensa actividad que permitió a las instituciones civiles mostrarse frente al palco de autoridades ubicado en 9 de Julio y Roque Sáenz Peña.
El pasar de los caminantes tenía como punto de concentración al salón de usos múltiples de la Escuela 5 sobre la calle San Luis y desde allí recorrían unos 300 metros en los que estuvieron acompañados por los aplausos de los asistentes.
Desde vehículos antiguos a ambulancias y autobombas del Cuartel de Bomberos local se apreciaron a lo largo de la extensa mañana. El rasgo distintivo lo dieron los establecimientos educativos y de las instituciones deportivas con sus típicas vestimentas.
El encuentro permitió también la presencia de agrupaciones gauchescas, motoqueros, guarderías, institutos de idiomas, cooperadoras, grupos de atletas, escuelas de adiestramiento canino, cicloturistas, integrantes de la posta Mariana Juvenil y miembros del centro de Veteranos de Guerra, entre otros.
A ellos se sumaron las fuerzas vivas de los dos regimientos y de la policía de La Pampa que se hizo presente con el grupo Especial, la Sección Canes, la división de Accidentología y los bomberos. También se bailó el Pericón Nacional constituido por 125 parejas que se desplegaron a lo largo y ancho de 200 metros.

Locro.
Pero sin dudas que uno de los puntos de mayor atención del programa confeccionado por el municipio toayense fue el logro popular que la Guarnición Militar local preparó para las personas que asistieron al festejo.
Sobre el boulevard Brown se montó el dispositivo por el cual rápidamente los vecinos fueron pasando. Una que eran atendidos en la esquina de la calle Balcarce ingresaban aun túnel en donde recibían un plato y una cuchara.
Cabe destacar que se hizo un locro para 3 mil personas que podían elegir regresar a sus hogares o quedarse en los canteros centrales de la dársena o sobre las mesas dispuestas por la organización. Pasadas las 15 se entregó la última porción.

«Ave fénix».
Rojas marcó una referencia histórica y dijo que llegamos a este 9 de julio con un escenario complejo, difícil, nuestra patria, nuestra república vive con mucho dolor, «estamos en una patria que se desdibuja cuando hace poquito tiempo la sentíamos tan palpable, cercana y que abrazaba sus hijos».
«Son momentos en que cada acción del Gobierno Nacional pareciera ir en sentido contrario al que planteamos, ya que se cercenan derechos conquistados por el Pueblo a instancias del Fondo Monetario Internacional, y cada decisión está signada por acuerdos que nos han puesto literalmente de rodillas ante los países más poderosos», añadió.
«Tanto en la Cultura como en el Deporte, en las Finanzas, en la educación y en lo Social, vemos como se resigna soberanía y capacidad de decisión en pos de «obtener la mirada aprobatoria» de Estados Unidos o del establishment Internacional», alegó.
El mandatario municipal argumentó que cada una de esas acciones implican consecuencias: «en la Argentina tenemos miles de compatriotas con menos trabajo, miles de niños con menos programas educativos, miles de personas que ven cercenadas sus posibilidades de jubilarse, miles de personas con menos accesos a las necesidades mas básicas, la salud, los medicamentos, el combustible o el abrigo para paliar el frío».
«No podemos ignorar que el día a día se volvió difícil. Nos han desordenado la vida con decisiones políticas que no nacen de un repollo y que vienen digitadas por organismos financieros que creíamos que nunca más vendrían a indicarnos lo que teníamos que hacer», expresó y fustigó que eso es un proyecto colonial, que entrega de pies y manos la ciencia, el desarrollo tecnológico, la educación, la autonomía de pensamiento.
Pese a ello, declaró que la Argentina, no deja de ser un ave fénix «y estoy seguro de que vamos a volver a renacer, como tantas veces ya lo hemos hecho».
Tampoco dejó de remarcar el trabajo signado en Toay en los últimos años en los cuales ha tenido un gran crecimiento y el trabajo conjunto con le gobierno de Carlos Verna, marcando una gran distancia a los cánones impulsados por la Administración nacional.