Todo por salvar vidas: campaña solidaria en Rolón para comprar un DEA

Una demanda de hace muchos años tiene movilizada a toda la comunidad Rolón. Vecinos y vecinas están trabajando detrás de un objetivo: poder comprar un desfibrilador portátil externo (DEA). Son 10 los empleados y empleadas en el Hospital Diego Morón y están trabajando a toda máquina para juntar la suma de 50 mil pesos, que es lo que vale un DEA.

El 25 de mayo pasado hicieron una feria de platos en la localidad, en donde vendieron tortas; pastaflora; comida almena, muy común en la zona; dulce de leche casero; locro, entre otros alimentos más. No sólo trabajadores y trabajadoras pusieron manos a la obra, sino que todos los vecinos colaboraron con la causa.

“Era muy lindo ver como gente muy humilde donaba y después los mismos vecinos que había traído compraban comida”, relató Elsa Gómez, jefa de enfermeras del Hospital, a LA ARENA. “Se vendió todo”, expresó y comentó que para el próximo miércoles 20 están organizando otra feria con mucha más comida, como pollos y lechones.

La demanda de un DEA surge ya que el mismo puede trasladarse al lugar que se lo necesite y restaurar el ritmo cardíaco normal de un paciente. “Nos hace mucha falta, vivimos en una zona rural y lo podemos trasladar al lugar que sea, ya llegas con algo seguro. En Rolón hay mucha patología cardíaca y mucha gente adulta por eso nos hace tanta falta”, indicó Elsa.

Además, la jefa de enfermeras sostuvo que reciben un acompañamiento muy de cerca del Ministerio de Salud de la provincia, ya que realiza capacitaciones en RCP y en DEA de forma “constante”. “Es algo que cualquiera puede usarlo, tiene sus indicaciones y pesa sólo un kilo”, aseguró.

Elsa es enfermera desde hace más de 23 años, pasó por muchos pueblos de La Pampa y afirmó que en varios de ellos no hay este tipo de aparatos. Por esta razón alentó a que se realicen iniciativas como esta para poder conseguirlo y continuar detrás de un mismo objetivo, salvar vidas.