Inicio La Pampa Tormenta azotó a Realicó

Tormenta azotó a Realicó

VIENTO VOLO TINGLADOS, VOLCO UN CAMION Y CORTO CABLES DE LUZ

Un tormenta con fuertes vientos, lluvia y granizo causa daños en Realicó. Durante su paso arrasó con techos, árboles y hasta causó cortes de luz. Algunos automovilistas fueron sorprendidos en el medio de la ruta por la violenta tormenta.

Una fuerte tormenta con vientos huracanados, lluvia y granizo se abatió en la víspera de Navidad en esta localidad. A pesar de los graves daños materiales provocados por el fenómeno en la zona suburbana, afortunadamente no se registraron personas lesionadas, ni viviendas afectadas por la caída de árboles. Varios barrios de Realicó, pueblos del norte pampeano y la zona rural estuvieron sin energía eléctrica durante más de dos horas.

La tormenta comenzó alrededor de las 17 luego de la jornada se presentaba soleada, elevada temperatura, con poco viento en superficie y con un pronóstico que anunciaba de algunas ráfagas de vientos hacia la tarde-noche de alrededor de 59 kilómetros por hora.
La furia del viento y las piedras que superaban los cuatro centímetros de diámetro cruzó el pueblo en dirección sudoeste hacia el noreste provocando serios destrozos desde el cruce de las rutas nacionales 35 y 188 hasta el camino de tránsito pesado, calle Roque Sáenz Peña, que corre de oeste a este al norte de Realicó. Camino que limita los últimos barrios y la zona de quintas y que une la ruta 35 con el molino harinero.

El viento que arrasó todo lo que tenía pasó entre la rotonda de las mencionadas rutas, donde hay varias empresas, comercios y estaciones de servicios instaladas y el acceso a ruta 35 Presidente Perón. Un tramo de aproximadamente 800 metros. Allí la fuerza del huracán destruyó dos enormes galpones de una empresa local que comercializa y distribuye lubricantes entre otros productos de una empresa petrolera. Además las chapas que volaron del techo y las estructuras de los laterales cortaron una línea de media tensión que corre paralela a la ruta y que alimentan de energía prácticamente a mitad del pueblo.

Las fuertes ráfagas también afectaron a una empresa de apicultura donde los tambores de 200 kilogramos que estaban acopiados en un sector del predio volaron por más de 100 metros cruzando la ruta 35, y quedando dispersos por varios metros. Además la furia del viento volcó acoplados y tiro alambrados.

En una quinta ubicada al lado del predio donde está el apicultor el viento volcó un camión Mercedes Benz y un acoplado. También el fenómeno afectó a varios terneros, ovejas, entre otros animales.

Ermita.
Las ermitas del «Gauchito Gil» y la «Difunta Correa» que estaban a la vera de la ruta en cercanías del cruce de las rutas y en un sector de árboles también sufrieron severos daños materiales.

Energía.
Personal de la Cooperativa de Electricidad trabajó durante varias horas para restablecer el servicio de energía que llegó a todos los hogares pasada las 19.30. Los obreros con grúas tuvieron que redireccionar las conexiones para que la energía ingrese a Realicó por otras líneas de media tensión. Los operarios tuvieron que «juntar» más de 500 metros de cables de un grosor importante que quedaron tendidos sobre la ruta y la banquina. Además por el corte de energía estuvo restringido el servicio de la red de agua corriente.

Parque.
Otro de los lugares afectados fue el parque «Recreativo Municipal», una empresa distribuidora de frutas y verduras ubicada a la vera del acceso Presidente Perón, frente al parque donde cayeron grandes árboles. Algunos de ellos sobre algunos camiones que estaban estacionados al lado de las oficinas y en un sector de tinglados.

Las autoridades comunales en un comunicado pidieron a la comunidad no concurrir al predio hasta tanto se puedan subsanar los inconvenientes provocados por la tormenta.
A pocos metros del parque, frente al edificio de la nueva terminal un enorme árbol autóctono cayó sobre el techo de una vivienda. Afortunadamente no provocó grandes daños materiales.

El fenómeno no afectó el casco urbano, solo se registró la caída de algunos árboles y daños menores como ramas y hojas en la vía pública y un registro de lluvia de alrededor de 30 milímetros.

Viajeros.
Algunos automovilistas que sorprendidos por la tormenta relataron a este medio que la pasaron muy «mal, entre la lluvia, el granizo y el fuerte viento no se veía nada, no sabíamos si estábamos sobre el pavimento y la banquina. Fue horrible».

Otro conductor dijo que «fue un desastre, paramos en el tramo del límite entre La Pampa y Córdoba y cuando pasó un poco la tormenta ingresamos a Realicó». La caída de granizo y el fuerte viento también daño algunos cultivos.

Ruta 188.
Otro de los sectores donde provocó daños el viento fue en la ruta nacional 188 y la provincial 9 en cercanías de Quetrequén. Bomberos voluntarios de Parera trabajaron durante varias horas para extraer las grandes plantas que cayeron sobre el pavimento y cortaron el paso a los viajeros.

Historia.
El 17 de diciembre de 2018 un fenómeno similar se abatió en esta localidad donde la fuerza del viento voló el techo completo de la playa de la estación de servicio de la GNC ubicada a la vera de la ruta nacional 188. El año pasado ocurrió un fenómeno parecido donde esta misma estación de servicio fue afectada y otra ubicada a pocos metros, también a la vera de la misma ruta. Esa tormenta afectó galpones del Parque Industrial, entre otros daños.