Inicio La Pampa “Trabajamos con la modalidad virtual”

“Trabajamos con la modalidad virtual”

La Arena dialogó con la vicedecana, de la Facultad de Ciencias Económicas y Jurídicas de la Universidad de La Pampa, la C.P.N María Monasterio, sobre el desarrollo de las actividades académicas en medio de un contexto de pandemia.

Monasterio explicó que el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio, impactó de
lleno en el ámbito educativo impidiendo la asistencia a las clases presenciales
“Si bien el Área de Educación a Distancia, tanto de la Universidad como de la
Facultad, hace unos cuantos años que vienen trabajando, lo cierto es que
nuestras carreras son presenciales y sólo dictábamos a distancia unas pocas
asignaturas, para un número reducido de estudiantes, sobre todo para quienes
residen en otros lugares o se ven imposibilitados de concurrir a clase”.
“La pandemia nos obligó a trabajar con la modalidad virtual en todas las
asignaturas y para todos los estudiantes. Fue un gran desafío, todo un aprendizaje
para docentes y estudiantes. Sin embargo, todas las cátedras con mayores o
menores dificultades asumieron el desafío y trabajaron denodadamente para
poder dictar sus clases en forma virtual. En eso estamos muy agradecidos y
satisfechos. Los estudiantes también tuvieron que adaptarse a esta nueva
modalidad y algunos debieron afrontar muchas dificultades por falta de
conectividad, de dispositivos con los cuales conectarse y con problemas sociales,
alimentarios y de alojamiento que impactaron de manera más cruda en esta
cuarentena”.
Monasterio explicó que a pesar del aislamiento, la Facultad siguió funcionando.
Tanto el personal no docente como el equipo de gestión, siguen hoy, cumpliendo
sus tareas desde sus domicilios. Para ello, indicó que los trámites se adaptaron
para llevarse a cabo en forma digital. A su vez, el Consejo Directivo continúa
reuniéndose a distancia, utilizando una plataforma de reunión virtual.
“Con respecto a los gastos de funcionamiento, hay que señalar que la mayor parte
de ellos son fijos, principalmente sueldos del personal, y ello no se ha reducido. Si
bien se han reducido los que tienen que ver con la presencia de personal en las
oficinas o con el desarrollo de algunas actividades presenciales, se ha invertido
en otros aspectos para atender a la virtualización, por ejemplo licencias de
software y fotocopias de material de estudio para aquellos/as estudiantes que no
contaban con acceso a las aulas virtuales por dificultades socioeconómicas”.
Regreso a las aulas.

Consultada sobre el posible regreso a clases, una vez finalizadas las vacaciones
de invierno, Monasterio aseguró que “no será de la misma forma que en marzo”.
“Probablemente haya protocolos que respetar, distanciamiento social, que
impliquen la implementación de alternativas que permitan el dictado de clases sin
perder de vista la seguridad y la protección de nuestros estudiantes y docentes”.
Luego señaló que están pensando con las cátedras del segundo cuatrimestre,
plantearse el trabajo en forma bimodal, es decir, parte presencial y parte a
distancia. “Creo que después de lo transcurrido en este primer cuatrimestre, la
experiencia nos encontrará mejor preparados para afrontar el segundo”.
Luego la vicedecana sostuvo que se llevará a cabo una evaluación de lo
transitado. “Si bien nuestras carreras son presenciales, está previsto en los planes
de estudio el dictado a distancia de un porcentaje de las asignaturas que no
supera el 30 por ciento del total de la carga horaria del plan. Hasta antes de la
cuarentena, las asignaturas dictadas a distancia eran pocas, pero después de esto
esperemos poder implementar todas las previstas”.
Y concluyó que analizarán, desde el punto de vista de los estudiantes, “cómo han
podido sobrellevar estos cambios y cómo se diseñarán estrategias para apoyar a
aquellos que han visto dificultado su aprendizaje por la virtualización de las
asignaturas”.