Transporte afectado por la quita de subsidios de Nación pide auxilio a Provincia

Hoy el director de Transporte, Gustavo Minetto, informó que con la empresas de transporte interurbano de la provincia acordaron un impasse hasta fin de mes para una respuesta oficial. 

Lo que piden las empresas vehiculares son un aumento de la tarifa del 25% y 36 mil litros de gasoil mensuales para compensar la eliminación de subsidios al combustible y a la tarifa que dispuso el gobierno nacional desde enero. La suba del boleto se sumaría al ya establecido de un 26%.

Minetto afirma que ese pedido que beneficiaria a Duma se suma al que hizo la asociación que agrupa a los minibuses provinciales, en donde solicitaron dejar de pagar las tasas y una exención del pago del impuesto a los vehículos, la patente. Según el funcionario dicho reclamo es muy gravoso.

El lunes de la semana pasada se aplicó un aumento del 26% en el boleto del servicio interurbano, que se ajusta en forma cuatrimestral de acuerdo a la inflación. Pero la situación del sector es crítica a partir de la eliminación de los subsidios nacionales. Según las empresas, esos subsidios cubrían el 80% de los costos de los servicios urbanos y el 60% de los interurbanos.

Por otro lado, el socio gerente de la empresa Dumas, Leo Herlein, sostiene que no se puede prolongar más de 30 días la situación sin un auxilio del gobierno provincial, ya que de otro modo, el sistema podría colapsar.

En la provincia, Dumas redujo a 3 las 8 frecuencia diarias del servicio que presta entre General Pico y Santa Rosa. Entre Toay y Santa Rosa ya se habían reducido por la temporada de verano. A esto se agrega la declaración de emergencia y la reducción del servicio urbano de Autobuses Santa Fe en la capital pampeana y también del urbano en General Pico. Además, otras empresas interurbanas, principalmente del norte, disminuyeron frecuencias.