Inicio La Pampa Transporte: el martes se define cuánto le tocará a La Pampa

Transporte: el martes se define cuánto le tocará a La Pampa

NACION REPARTIRA 5.000 MILLONES EN SUBSIDIOS PARA LOS PROXIMOS 120 DIAS

El martes que viene, a las 11 horas, en el Ministerio de Hacienda, empezará a definirse qué porción de los 5.000 millones de pesos de subsidios al transporte público en las provincias le corresponderá a La Pampa. La medida implicará un regreso a las subvenciones que el sistema dejó de percibir el 1 de enero de 2019, por decisión del entonces presidente de la Nación, Mauricio Macri.
La quita de subsidios significó para La Pampa la salida de la tradicional empresa Dumas de sus servicios desde Santa Rosa a General Pico y un cambio en los recorridos de la firma Autobuses Santa Fe en el servicio urbano de pasajeros de Santa Rosa.
«Nación destinará 5.000 millones de pesos al transporte público en las provincias», anunció ayer el Ministerio de Transporte de la Nación a través de un parte de prensa. «El apoyo será instrumentado a través de un Fondo Compensatorio para las jurisdicciones que decidan adherir, y será destinado al transporte público de las localidades del interior del país», se destacó.

Reunión en Capital Federal.
La noticia se conoció poco después de la reunión que el gobernador Sergio Ziliotto y el ministro de Obras y Servicios Públicos de La Pampa, Juan Ramón Garay, mantuvieron con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, en la Capital Federal.
La medida se extenderá por 120 días para el transporte público urbano e interurbano en el interior del país, a través de la reactivación del Fondo Compensatorio de subsidios. El gobierno de Cambiemos había planteado el Fondo Compensatorio cuando eliminó los subsidios, pero La Pampa nunca lo firmó porque Nación solo quería otorgar a ese fondo un porcentaje menor, cuatro veces más chico que el que debía poner el Estado provincial.
Ayer, en el comunicado de la cartera que dirige Mario Meoni, explicaron que el fondo «podrá ser suscrito por las diferentes provincias a partir de una agenda de reuniones previstas para la semana que viene entre las autoridades locales de transporte de cada jurisdicción y el Gobierno Nacional».
«El Ministerio de Transporte de la Nación lleva adelante el análisis integral del sistema de subsidios en su conjunto a nivel país, para restablecer una política de subsidios equitativa y federal de los fondos del Estado Nacional», concluyó.

«Que nos paguen».
El gobernador Ziliotto tuvo una extensa agenda de reuniones en la Casa Rosada durante todo el día de ayer. En un breve diálogo con la prensa, difundido por la Agencia Pampeana de Noticias (APN), indicó cuáles fueron los temas a tratar y la postura de La Pampa en cuanto al acompañamiento de las políticas nacionales. «Vinimos a pedir que se ponga en marcha la economía y que no nos discriminen, como en los cuatros años anteriores, porque La Pampa tiene bases sólidas. Además, solicitamos que nos paguen la deuda previsional que mantiene Nación con la Provincia», indicó.
En relación a la situación económica y social en la que se encuentra el país, el gobernador sostuvo: «Como Provincia estamos haciendo un esfuerzo muy grande cumplimentando con una de las acciones que lleva adelante el presidente de la Nación, Alberto Fernández, como es la reactivación de la economía a través del consumo, algo tan simple como ponerle dinero a la gente. Desde la Provincia estamos trabajando en dar contención social», indicó.

«No necesitamos auxilio»
Ziliotto dejó en claro que La Pampa no iba a la Casa Rosada a pedir ayuda financiera. «No necesitamos auxilio del Gobierno Nacional para pagar sueldos, ni para endeudarnos porque históricamente somos una provincia superavitaria. Tenemos un Estado presente que interviene en la economía a favor de la gente y del desarrollo económico. Contamos con un banco propio muy fuerte, como lo es el BLP, que asiste a todos los sectores de la economía. Al ser una Provincia responsable y con holgura, podemos intervenir fuertemente y con un banco que presta dinero a tasas negativas», sostuvo.
En línea con sus dichos respecto a la solidez financiera de la provincia, el mandatario se refirió a la situación salarial de los empleados estatales pampeanos. «Somos la única Provincia que en los salarios de empleados públicos garantizamos la cláusula gatillo reconociendo la inflación y, a su vez, pagamos un bono de fin de año de 12.500 que estará depositado el próximo 14 de enero», dijo.
«Esto permite dar calidad de vida al empleado y además produce un derrame en el resto de la economía. El empleado en relación de dependencia invierte en consumo y esto nos permite reactivar la economía de abajo hacia arriba; ya quedó totalmente demostrado que no existe la teoría de que el derrame es de arriba hacia abajo. Se crece de abajo hacia arriba», indicó.
Sí aclaró que exigirán a Nación que contribuya a solucionar los problemas que la falta de inversión del macrismo en las rutas nacionales que atraviesan La Pampa generó en la red de rutas provinciales.

Un guiño a las petroleras
La Ley de Emergencia Económica sancionada por el Congreso Nacional cuenta con un único artículo que fue vetado por el Poder Ejecutivo Nacional. Se trata del artículo 52, introducido a último momento por la oposición, con el aval del oficialismo, que implicaba una mejora en las arcas provinciales a expensas de un mayor aporte del sector hidrocarburífero. Tras conocerse el veto, las empresas petroleras expresaron su beneplácito mientras que las provincias petroleras, La Pampa entre ellas, dejarán de recibir ese dinero.
Fue el diputado opositor Federico Frigerio el que propuso introducir en el texto original el artículo que establecía que «en ningún caso el derecho a la exportación de hidrocarburos podrá disminuir el valor en boca de pozo para el cálculo y pago de regalías a las provincias productoras».
La modificación, aceptada por unanimidad por el bloque oficialista, implicaba una base de tributación más alta, que en el sector hidrocarburífero fue denunciada como una «doble imposición» y amenazaron con recurrir a la Justicia.
Según publicó La Política Online, una fuente del sector celebró el veto presidencial y destacó que, de no haber ocurrido, se hubiera violado la misma ley de hidrocarburos «que dice que las regalías se pagan por el monto percibido» y no por el valor del crudo en boca de pozo. «Además, se hubiera pagado mas del 12% de regalías, lo que iba a terminar yendo en contra de la política de crecimiento de saldos exportables», dijo esa fuente.
Con este veto, el gobierno de Alberto Fernández hizo un fuerte guiño a las inversiones en el yacimiento de petróleo no convencional de Vaca Muerta, entre otros proyectos que se buscan impulsar en el país.