Inicio La Pampa Tras la sanción, hay más de un aborto por día

Tras la sanción, hay más de un aborto por día

LEY DE ABORTO LEGAL

Desde la histórica sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, y su posterior reglamentación por parte del Gobierno nacional, en la provincia de La Pampa se llevaron a cabo más de 180 prácticas. Pese a la pandemia, el Ejecutivo pampeano tomó la decisión de garantizar el acceso a este derecho conquistado.
Laura Soto, licenciada en Obstetricia y referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva en La Pampa, explicó en diálogo con LA ARENA que desde que inició la pandemia hasta que comenzó el aumento notorio de casos en las últimas semanas en la provincia «no hubo mayores inconvenientes con respecto a la atención para lo que son las interrupciones, el año pasado legales (ILE) y a partir de enero voluntarias (IVE), y la entrega de métodos anticonceptivos porque fue una atención que se consideró esencial, con lo cual la normativa fue que aquellas atenciones no estaban suspendidas».
De todas maneras, reconoció que hubo demoras por la tensión que sufre el sistema de salud en este escenario. «Como hay mucha demanda por pacientes con Covid entonces se están viendo algunas pequeñas dificultades en cuanto a los tiempos de los turnos», comentó.

Objeción de conciencia.
Por otro lado, destacó que en La Pampa la objeción de conciencia no ha impedido ni obstaculizado que se realice la práctica. «Los profesionales objetores de conciencia que están dentro del sistema público los conocemos, se cuentan con el dedo de una mano, y son los mismos que eran objetores previos a la ley. En ese sentido estamos bien», indicó.
Tampoco se registraron inconvenientes con la provisión de insumos. «Las compras de métodos anticonceptivos y misoprostol se pudieron hacer en tiempo y forma. No tenemos problemas, porque además el programa nacional provee a la provincia de misoprostol», explicó Soto.
De esta manera, desde la sanción de la ley en la provincia se realizaron 180 interrupciones, entre legales y voluntarias, hasta el 27 de mayo. Las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE) se pueden hacer hasta las 14 semanas inclusive, y desde las 15 se practican las Interrupciones Legales del Embarazo (ILE).
Por densidad poblacional, la mayoría de las interrupciones se realizaron en Santa Rosa y General Pico. «Las interrupciones ambulatorias, que son hasta las 12 semanas, se realizan en casi todo el territorio de la provincia», aseguró Soto y remarcó que «cualquier posta o centro de salud» puede realizarlas.

Demanda de anticonceptivos.
En relación a la demanda de anticonceptivos, la profesional indicó que, al igual que el control del embarazo, la entrega es una actividad esencial y no se suspendió. «Son prácticas que no deben suspenderse y el Ministerio de Salud de La Pampa las consideró dentro de lo esencial», comentó.
Incluso, reveló que la entrega de insumos a los distintos establecimientos se mantiene y «la cantidad que nos solicitan es similar a la del año pasado. Podemos inferir que se mantuvo la demanda y la entrega».
El 1 de agosto del 2020, a través de los Programas Salud Integral en la Adolescencia y Salud Sexual y Reproductiva, se implementó un número telefónico que es para llamadas y consultas por whatsapp sobre salud sexual, destinado principalmente a adolescentes. El número es 2954-15595392 y tiene un horario de atención de 8 a 20 de lunes a viernes, y de 10 a 18 durante sábados, domingos y feriados.
«La lanzamos en agosto del año pasado y nunca ha dejado de funcionar», resaltó Soto y comentó que «la mayor número de consultas ha sido para búsqueda de información hacia donde dirigirse cuando necesitan un método anticonceptivo o sobre interrupciones legales o voluntarias del embarazo».

Vasectomías y ligaduras tubarias.
La referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva sostuvo que «la solicitud de ligaduras tubarias son mayores que las de vasectomías». En esa línea, reconoció que desde que comenzó la pandemia han disminuido «el número de las ligaduras programadas realizadas y de vasectomías, las que continuaron realizándose sin ningún problema son las ligaduras intra cesáreas. En el hospital Lucio Molas, el número de ligaduras tubarias en lista de espera es de aproximadamente 120 mujeres». El principal obstáculo para la realización de ligaduras y vasectomías en este contexto es la disponibilidad de quirófano.
Por otro lado, en relación a la vasectomía, consideró que esta práctica «tiene poca difusión, en relación a la ligadura tubaria. También hay como una cuestión cultural machista de la vasectomía y en la cuestión del cuidado para evitar un embarazo, que siempre es sobre el cuerpo de la mujer y no sobre el del hombre».
«Si bien ha aumentado la solicitud de vasectomía en relación a otros años, no hay un número demasiado importante de solicitudes de vasectomías como sí en relación al número de ligaduras», concluyó.