Inicio La Pampa Trasvase: inicio de obra con polémica

Trasvase: inicio de obra con polémica

UN ESTUDIO DESACONSEJO EL TRAZADO Y SE OMITIO EL PLAN ESTRATEGICO

Hace dos semanas la empresa Ilka comenzó la obra de construcción del sistema de conducción del agua excedente que se trasvasa desde la laguna Don Tomás hasta el Bajo de Giuliani. Hasta ahora la constructora avanza con la demolición dentro de la Sala de Bombas y la restauración de revoques, pisos y baños. A su vez, colocó los obradores e inició la limpieza de traza y cateo de las interferencias y solicitó los permisos de obra.
A partir de hoy, la obra comenzará a alterar el flujo cotidiano del tránsito en la zona afectada, puesto que se interrumpirá el tráfico en las vías centrales de la Circunvalación Oeste, entre las avenidas Perón y Ameghino. Los operarios de la firma que ganó la licitación comenzarán a realizar el zanjeo para enterrar los caños que transportarán el agua. En total, la obra tiene un plazo de 150 días y un presupuesto que asciende a 15.133.027,22 pesos.
«Se podrá circular por las calles colectoras a fin de tener seguridad para los que transiten por la misma y poder colocar los caños que están en este momento acopiados al costado de cada colectora para colocarlos en la línea de la traza de la cañería», se explicó desde el municipio local.
En la actualidad, la ciudad ya cuenta con un sistema de bombeo de agua desde el cuenco mayor de la laguna hacia el Bajo, pero las copiosas lluvias que cayeron entre marzo y abril de 2017, que provocaron el desborde del espejo de agua y los anegamientos en los barrios aledaños, dejaron al desnudo la necesidad de realizar una inversión para actualizar el sistema. El objetivo es colocar bombas más potentes y una cañería con mayor capacidad de transporte para que el desagote del cuenco sea más rápido, teniendo en cuenta que cada vez es mayor la superficie impermeabilizada de la ciudad desde la cual fluye el agua de lluvia hacia la laguna.

El otro proyecto.
Sin embargo, la conjunción de la demora en la obra municipal y el adelantamiento de las elecciones generales en La Pampa, hicieron posible que el inicio de los trabajos tuviera lugar justo cuando el intendente Leandro Altolaguirre está desandando sus últimos meses de gestión y su sucesor, el justicialista Luciano di Nápoli, está conversando con las autoridades actuales los términos de la transición.
Justamente, en una de las charlas con el jefe comunal actual, Di Nápoli fue informado sobre el inminente comienzo de una obra con la que no acuerda, puesto que para el ganador de las elecciones del 19 de mayo en la ciudad, el mejor proyecto de trasvase no era este sino el que diseñó el gobierno provincial a través de una consultoría de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).
«Creo que el de la Circunvalación Oeste no es el mejor trazado. Más adecuado era el que había planificado la Provincia, por la calle Balbín, que sale a la ruta 35 sur por detrás del Parque Industrial y no tiene tantas interferencias subterráneas ni asfalto que romper. Además es necesario planificar la ciudad a largo plazo. Se lo hemos dicho a Altolaguirre, se lo han dicho todos, pero quiere hacerlo por ahí», lamentó Di Nápoli en una entrevista con el programa La Parte y el Todo que se emitió el miércoles último en CPEtv.

¿Plan Estratégico?
El intendente electo aseguró, además, que la obra que comenzó hace dos semanas nunca fue analizada por comisión alguna del Plan Estratégico Participativo de la ciudad de Santa Rosa, del mismo modo que tampoco se debatió en ese ámbito la venta de lotes del Tiro Federal, otro proyecto impulsado por el gobierno actual, el cual se jactó de haber reactivado el Plan Estratégico luego de que fuera virtualmente archivado en la gestión de Luis Larrañaga (2011-2015).
El trazado de la cañería que proyectó la UNLP para la Provincia salía desde la laguna Don Tomás hacia el Oeste, hacia el barrio Las Camelias, donde las calles son de tierra y llegaba hasta la calle Balbín para, desde allí continuar el trazado de esa arteria -que cruza la avenida Perón a la altura del Vivero Dadán- hasta llegar a la ruta 35 sur, pasando por detrás del Parque Industrial.
«La provincia gastó un millón y medio de pesos para hacer el proyecto y era lo aconsejable. Además se utilizaba otro tipo de caño y no estos que están tirados a la intemperie desde hace dos años», sostuvo.