Inicio La Pampa Tres personas internadas por casos de botulismo

Tres personas internadas por casos de botulismo

EN RANCUL

El ministerio de Salud de la provincia informó ayer sobre la aparición de tres casos sospechosos de botulismo alimentario. Las tres personas fueron rápidamente asistidas y trasladadas para una mejor atención médica.
Dos de los afectados están en Terapia del hospital Gobernador Centeno de General Pico, mientras que el restante está en el hospital Virgilio Tedín Uriburu de Realicó. Desde Salud se informó que los involucrados habían participado de una comida familiar el día sábado en Rancul, y hay fuertes sospechas que los síntomas hayan sido producidos tras ingerir conservas realizadas de manera casera por una persona de esa localidad.
Frente a esta situación se advirtió y se aconsejó evitar consumir alimentos procedentes de esa localidad. Hoy se hará una conferencia de prensa donde funcionarios del Ministerio darán mayores detalles sobre lo ocurrido.
Ante la sospecha y duda, desde el Ministerio de Salud recomendaron evitar el consumo de conservas caseras especialmente procedentes de la localidad de Rancul y ante los síntomas mencionados, consultar en forma inmediata al médico.

¿Qué es el botulismo?
El botulismo alimentario es una enfermedad grave, que ocurre por la ingestión de la toxina botulínica, presente en alimentos contaminados. La enfermedad es causada por una toxina producida por una bacteria llamada clostridium botulinum. Esta toxina se encuentra naturalmente en la tierra.
Los síntomas pueden comenzar con un cuadro de náuseas y vómitos, seguido de visión doble o borrosa, dificultad para tragar y debilidad muscular generalizada; luego de consumir alimentos que generalmente son de producción casera.

Por consumir miel.
A fines del mes de marzo se dio a conocer el caso de un niño de seis meses que murió en el barrio Adachi, en Tokio, Japón. Las autoridades de aquel país confirmaron que se trató de un caso de botulismo del lactante luego de que su familia le diera de comer miel.
Funcionarios de la ciudad de Tokio informaron que esta fue la primera muerte causada por la mencionada enfermedad desde 1986, cuando el gobierno comenzó a compilar estadísticas sobre el tema.
En el caso del bebé de Adachi, los reportes oficiales señalaron a The Japan Times que murió el 30 de marzo. El pequeño desarrolló una tos a mediados de febrero y fue trasladado al hospital el 20 de ese mes, luego de sufrir convulsiones e insuficiencia respiratoria. El 28 de febrero fue diagnosticado con botulismo del lactante.
La bacteria clostridium botulinum, causante del botulismo, se encontró en un recipiente de miel sin sellar en la casa de la familia y también en el excremento del niño. Un centro de salud pública confirmó que la muerte fue causada por envenenamiento producido por la bacteria mencionada con anterioridad.
En septiembre del año pasado la Anmat informó que, según lo comunicado por el área de Fiscalización de Alimentos del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, se detectaron dos casos de botulismo alimentario en la localidad de Avellaneda, presuntamente generado por el consumo de matambre arrollado con huevo y zanahoria.