Inicio La Pampa Triple A: aconsejan retomar el juicio

Triple A: aconsejan retomar el juicio

SE REALIZA EN BAHIA BLANCA Y TIENE TRES VICTIMAS PAMPEANAS

La Cámara Federal de Casación Penal recomendó retomar, en modo virtual, los juicios de lesa humanidad que fueron suspendidos tras el dictado de la cuarentena, entre ellos el que se sustancia en Bahía Blanca para juzgar a los miembros de la Triple A que asesinaron a tres pampeanos.
El máximo tribunal penal de país se pronunció por la reanudación con los recaudos impuestos por la autoridad sanitaria. El fallo estuvo en línea con lo solicitado por la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, que había afirmado que el proceso de juzgamiento no admitía «más demora».
En su pedido a Casación, la fiscal federal y titular de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, María Angeles Ramos, había pedido la semana pasada que se reanudara una parte de los juicios orales por crímenes de lesa humanidad. La funcionaria dividió a los juicios en tres: los que tenían veredicto (solo uno, que tenía pendiente la lectura de los fundamentos); los que estaban paralizados con prueba concluida (cinco en total) y los que se encontraban paralizados con prueba pendiente de producción (diez).
En este último grupo se encuentra el que había comenzado en marzo en la ciudad del sur bonaerense, en la sede de la Universidad Nacional del Sur -TOF Bahía Blanca, «TRIPLE A» causa 93000165/2013, «Aceituno, Raúl Roberto y otros»-, entre cuyas víctimas se cuentan los pampeanos Carlos Davit, Hugo Ardiles y Orlando Walker.

Asesinados.
Davit era de Guatraché y llegó a Bahía Blanca en el año 1971 para estudiar la carrera de Contador Público en la UNS. Cuando fue asesinado por la Triple A tenía 26 años. Era militante de la Juventud Universitaria Peronista y posteriormente del Partido Auténtico. Desde 1973 participó en el ámbito político universitario, donde presidió el Centro de Estudiantes de Economía, y fue un ferviente opositor al rector interventor de la UNS, Remus Tetu.
El 19 de noviembre de 1975, de regreso de una confitería, Davit fue secuestrado por un grupo de personas armadas. Horas más tarde, su cuerpo fue hallado acribillado y colgando de una pierna del puente ubicado en el kilómetro 679 de la Ruta Nacional 3. Desde 2015, ese puente lleva su nombre.

Militantes.
Ardiles y Walker pertenecían al ámbito gremial. Ambos eran albañiles y trabajaban en una obra en la Petroquímica de Bahía Blanca. Los dos militaban en el Peronismo de Base, grupo que se encontraba abiertamente enfrentado con el peronismo ortodoxo, representado en esta ciudad por el entonces diputado nacional Rodolfo Ponce.
Nacido en la localidad de Rolón, Ardiles tenía 24 años de edad. Walker era oriundo de Jacinto Arauz, tenía 23 años, estaba casado y tenía una hija que todavía no había cumplido su primer año. Amigos desde la infancia, ambos se habían radicado con sus familias en Bahía en busca de empleo. El primero llegó en 1970 y el otro al año siguiente.
El 24 de julio de 1975, sus cadáveres fueron hallados por la mañana en la calle Zelarrayán al 3.000. Stella Maris Lechner -pareja de Walker- dijo que su marido fue visto por última vez en su lugar de trabajo, por donde pasó a buscarlo Ardiles el día anterior al crimen.