Inicio La Pampa Turismo: balnearios accesibles en La Pampa

Turismo: balnearios accesibles en La Pampa

Con la idea de fomentar balnearios inclusivos desde la accesibilidad para que las personas que tengan alguna discapacidad o movilidad reducida, puedan acceder con comodidad a las instalaciones, la secretaría de Turismo de La Pampa, Adriana Romero realizó un encuentro virtual vía zoom. 

Del encuentro participaron, Marcelo Santurión, del Balneario Noctiluca de Villa Gesell; Pascual Fernández, intendente de Uriburu; Noelia Albornóz, referente turístico municipal de La Adela; y Paulo Sotile, referente turístico municipal de Guatraché.

Santurión relató las alternativas que durante años fue desarrollando el Balneario Noctiluca, de Villa Gesell, con 20 metros cubiertos y 100 carpas, donde se construyeron rampas especiales para el acceso a las playas, con la idea de incentivar el servicio accesible enmarcado en el sistema argentino de calidad turística. “Se trata de un servicio integral, el balneario está preparado para que si llega algún vehículo pueda ingresar por una rampa y las personas puedan acceder a la estructura del balneario directamente, donde son recibidas por personal capacitado. Tengo un plantel de 27 personas, pasan alrededor de mil turistas por día».

A su vez  «En Ojo de Agua queremos desarrollar un plan de mejora continua, desde lo que ya venimos haciendo que consiste en servicios de calidad, cuidado del ambiente y trazabilidad y el ejemplo de Noctiluca es inspirador», comentó Pascual Fernández; intendente de Uriburu.

La idea de la Secretaría de Turismo provincial es trabajar en red con los espejos y cursos agua de La Pampa; para lo que se harán más reuniones de intercambio informativo.
El propietario del balneario bonaerense detalló además respecto a la existencia de “sillas de ruedas de soporte, sillas de ruedas convencionales, sillas de ruedas anfibias, sillones de soporte, baños adaptados, duchas con duchador, pasamanos fijos, un timbre, etc; y fuimos incorporando los elementos necesarios para estos usuarios según sus requerimientos. El balneario también tiene un área de servicios gastronómicos, con menús en Braille y con imágenes para niños autistas. En las puertas de ingreso del restaurante no tiene marco inferior. Y en el servicio de playa tenemos caminería con paños fijos de 2×1 metros, caminos de soporte. También se plantean actividades adaptadas como kayak, zumba y diversos entretenimientos. La idea es que la gente vaya adonde quiere ir y no sólo a donde puede acceder”.

También se destacó la importancia de contar con certificaciones, autorizaciones y directrices de gestión para playas y balnearios que contempla todas las características de la Norma Iram 42100 de normalización y gestión de la calidad turística, y características ambientales y de seguridad de personal.

“Hemos logrado contagiar a la ciudad que se hizo más accesible”-destacó Marcelo Santurión. «La accesibilidad es mucho más que tener una silla de ruedas, y el turismo accesible es un beneficio no sólo social, sino también económico, porque permite el acceso de mucha más gente. No existe un negocio sustentable si no es accesible”.
Las consultas de los pampeanos interesados en dar accesibilidad a sus balnearios no fueron pocas y se percibió con claridad el interés que el tema despierta.