Inicio La Pampa "Tuvimos que reinventarnos"

«Tuvimos que reinventarnos»

VOLVIERON LOS RECREOS A LA ESCUELA N° 67 DE VILLA MIRASOL

«El año de la pandemia fue de mucho aprendizaje para todos, familias, docentes, directivos y alumnos. Tuvimos que reinventarnos y resultó difícil, pero con mucha paciencia y dedicación pudimos salir adelante». La Escuela N° 67 de Villa Mirasol es un establecimiento de jornada completa, con horario corrido de 8 a 15 horas y tres colaciones (desayuno, almuerzo y refrigerio) para una matrícula de 58 alumnos, buena parte de ellos provenientes del área rural.
Los niños y niñas que viven en el campo «son transportados mediante dos Traffic y cuando es necesario se refuerza con algún automóvil» cuenta Laura Gareis, actual directora. Cuando regresaron a las aulas, hace dos semanas, implementaron un «nuevo plan de continuidad pedagógica, con horario reducido (8 a 12,15 horas). Reciben el desayuno y cuando se retiran llevan una vianda».
Pero lo mejor es que volvieron los recreos: «al ser pocos alumnos, con formato de burbujas y horarios alternados todos pueden disfrutar sus recreos». Por su reducida matrícula, la escuela pudo incorporar a todos los alumnos: cada burbuja ingresa por tuno, cumplen el protocolo de sanitización y todas presencian al izamiento de la bandera, siempre a cargo de un adulto.
Este tipo de establecimientos, así como las escuelas hogar que funcionan en la provincia, resultaron las más afectadas por las restricciones. «Tuvimos que readaptar cuestiones pedagógicas y también adecuarnos a condiciones propias. Desarrollamos nuestra oferta virtual, pero muchas familias no tenían insumos o conectividad, por lo que resolvimos imprimir todo en papel y distribuirlo».

Rumbo al aniversario.
«Mediante un permiso especial pudimos fijar turnos para que algunas familias pasaran a retirar el material y otras lo recibieran en sus casas». Luego «los que podían enviaban copia de sus trabajos por mail o whatsapp y el resto devolvía su material en papel». Al mismo tiempo implementaron «un sistema de viandas para alumnos del pueblo y una distribución de bolsas con alimentos para la población rural». De esta forma «la gran mayoría pudo cumplir con las actividades y mantener el vínculo» explicó Laura.
La Escuela 67 fue fundada en una fecha emblemática: el 25 de mayo de 1910. Su actual edificio data de 1948 y ha sido refaccionado recientemente, sin afectar su fachada. En el mismo predio funcionan también, en distintas edificaciones, los restantes niveles (Inicial y Secundario).
«Es el día de la Revolución de Mayo: nunca pasa desapercibido nuestro aniversario. Siempre organizamos alguna actividad y comprobamos el gran sentido de pertenencia de la comunidad. El año pasado, como estaban prohibidas las reuniones, realizamos un programa en la radio local (FM Top, 96.3) y convocamos a los ex alumnos que contaron anécdotas y se reencontraran en el aire: fue muy emocionante» recuerda Laura. En 2019 habían organizado «una lotería en la galería de la escuela que resultó muy concurrida». Si bien aún no hay un programa para este año «el aniversario de la escuela no pasará desapercibido en Villa Mirasol», prometió.