Inicio La Pampa "Un ataque a la democracia"

«Un ataque a la democracia»

REPUDIO DEL CONSEJO DE UNIDADES BASICAS A MOVILIZACION

Desde el Consejo Local de Unidades Básicas del Partido Justicialista repudiaron la marcha anticuarentena que se realizó en la ciudad de Santa Rosa y cuestionaron la pegatina realizada en la residencia del gobernador Sergio Ziliotto. «Como pasó en Bahía Blanca con el ataque a un local partidario del Frente de Todos, en Santa Rosa también sufrimos el ataque al local del Consejo Local de Unidades Básicas en dos oportunidades», revelaron.
En un comunicado enviado a este diario, señalaron que «cuando el cuidado de la salud y la preservación de la vida se convierte en la herramienta para atacar y desacreditar a un gobierno, no solo es un hecho criminal, sino que también es un ataque a la democracia y un desconocimiento de la voluntad del pueblo que votó a este gobierno».
A su vez, plantearon que «la coalición opositora ha tomado como bandera de su campaña política la mentira, la manipulación de la verdad y el ataque feroz hacia todo lo que huela a peronismo; desde las marchas anti cuarentenas, los reclamos contra las vacunas, las denuncias contra el presidente porque estaba ‘envenenando’ a la sociedad, el uso de algunos medios de comunicación y algunos ‘comunicadores’ que incitaban a beber dióxido de cloro por televisión, la quema de barbijos y la ‘infectadura'».
«A eso sumarle que el Jefe de Gobierno de CABA se declaró en rebeldía y no acató un DNU que es como una ley; que la presidenta del partido político líder de la coalición opositora denuncia en los medios, pero no en la justicia, que hubo intento de retorno en una oferta por vacunas, y que además hacen marchas violentas enfrentándose a la policía para cuestionar las medidas adoptadas por los gobiernos nacional y provincial, es directamente sedicioso por no decir golpista», agregaron.

«Pasaron a la acción».
Desde la organización advirtieron que «hasta ahora eran solo palabras, un poco subidas de tono, pero palabras; eso cambió y pasaron a la acción. Como pasó en Bahía Blanca con el ataque a un local partidario del Frente de Todos, en Santa Rosa también sufrimos el ataque al local del Consejo Local de Unidades Básicas en dos oportunidades; en mayo realizaron pintadas y se robaron el medidor de gas, en estos últimos días los vándalos o mercenarios volvieron para romper el símbolo que identifica al peronismo».
«Esto no es casual si se tiene en cuenta que un grupito mínimo en pleno pico de contagios y muerte en la provincia, realizó su movilización con desprecio por la salud de sus comprovincianos, llegando a la Residencia del Gobernador para pegar sus carteles y reclamos inconscientes de apertura y cambios de políticas sanitarias», añadieron.
Sin embargo, destacaron que el mandatario «ha demostrado estar permanentemente ocupado en resolver sanitariamente las necesidades de infraestructura y personal del área de salud para enfrentar esta pandemia que se ha cobrado la vida de muchos pampeanos y pampeanas. Varias de sus iniciativas han sido también acompañadas por los representantes del Poder Legislativo y del Poder Judicial. Tampoco ignoró las consecuencias económicas y ha tomado, y sigue tomando medidas en procura de ayudar a los sectores afectados en sus ingresos».
Por estos motivos, se solidarizaron con Ziliotto «ante las embestidas de sectores minoritarios, intolerantes y violentos que se han manifestado en los últimos días interrumpiendo una conferencia de prensa, como asimismo rechazamos enfáticamente las prácticas de escraches en el portón de ingreso de la residencia donde vive el gobernador y su familia».

Responder con militancia.
Desde el Consejo de Unidades Básicas afirmaron que no están «dispuestos a callarnos ante los arteros y violentos ataques de estos sectores que no por minoritarios son menos peligrosos. A la intolerancia y a la violencia le responderemos con mayor militancia, y convencidos que la democracia y el Estado de derecho son logros que como argentinos no habremos de resignar».
«Expresamos nuestro acompañamiento a las políticas implementadas por el gobierno nacional, provincial y municipal para enfrentar esta pandemia de coronavirus; repudiamos los ataques a nuestras sedes políticas solicitando investigación hasta encontrar responsables; rechazamos esta forma de hacer política anti democrática y violenta; hacemos un llamado a la cordura, al respeto a la legitimidad por parte de los dirigentes de Juntos por el Cambio», concluyeron.