Inicio La Pampa Un barrio se llamará Juan Antonio Silva

Un barrio se llamará Juan Antonio Silva

TRENEL HOMENAJEA A INTENDENTE

El Concejo Deliberante (CD) de Trenel dispuso bautizar con el nombre de «Intendente Juan Antonio Silva» a un barrio de la localidad, en homenaje al fallecido ex jefe comunal por varios períodos constitucionales en esa localidad.
Silva, dirigente político peronista, dedicó toda su carrera al servicio de la localidad, primero como funcionario comunal y más tarde electo cinco veces intendente en elecciones libres. Falleció el 21 de febrero de 2019 en ejercicio de la intendencia.
El proyecto que aprobó el CD fue del ejecutivo comunal, que ahora conduce Horacio Lorenzo, delfín de Silva. Entre los considerandos se destacó que «fue un hombre de origen humilde, hijo de un trabajador rural que se inicio en la cultura del trabajo como peón en los galpones ferroviarios». Agrega que «se inició haciendo mandados cuando era adolescente y llegó a las tareas más exigentes físicamente cuando todavía era muy joven».
A la función pública, y siempre siguiendo su afán de realizarse como persona y aportar para los demás, llegó de la mano de Carlos Sala, cuando este llegó a la intendencia. Sala, desaparecido poco tiempo atrás, fue homenajeado por el municipio precisamente por iniciativa de Juan Silva, que como intendente impuso el nombre de «Carlitos» Sala al edificio municipal, en cuyo frente hay un busto que lo recuerda.
Silva empezó siendo inspector de calle y a la vez desarrolló su militancia en el Partido Justicialista. Esa doble tarea le fue dando prestigio entre los trenelenses, que más tarde y en cinco períodos lo eligieron intendente municipal.
Con justicia, destacaron que en su función como intendente resaltó «fundamentalmente su alta sensibilidad social, pero sin descuidar el resto de las funciones, aún en situaciones económicas difíciles». Añadieron que «mantuvo las cuentas municipales equilibradas y un constante crecimiento de nuestro pueblo», tarea en la que tuvo «una permanente gestión por lograr fondos nacionales y provinciales para la ejecución de obras públicas y la compra de equipamiento para satisfacer las necesidades y mejorar la calidad de vida de los vecinos».
El proyecto consideró que el Concejo «asumiendo el sentir de la población de Trenel, tiene el deber cívico, moral y democrático de aprobar como ordenanza» la iniciativa para «que se pueda rendir un merecido homenaje a quién en vida fue un gran servidor público y ejecutor de importantes obras en su paso por el municipio». El homenaje se hace extensivo a su familia, «que tuvo la difícil tarea de apoyarlo incondicionalmente para que él pudiera lograr los objetivos deseados».