Inicio La Pampa Un celular quemó una casa

Un celular quemó una casa

La sobrecarga de un teléfono celular ocasionó un incendio en la habitación de una casa en horas de la mañana de ayer. El fuego consumió primero a un colchón y las llamas se propagaron luego sobre todo el ambiente. El dueño del inmueble había salido y cuando regresó se encontró con la sorpresa. Pese a sus intentos por luchar contra el foco, no logró apagarlas y optó por abrir las ventanas, ocasionando el ingreso de oxígeno y la propagación, aún mayor, de las llamas. Bomberos de la Policía acudieron al lugar y tras varios minutos de trabajo lograron controlarlo y extinguirlo.
El episodio se registró cerca de las 9 horas de este viernes en una casa de la calle Edmundo Rivero, entre Unanue y San Luis, en el barrio Plan 5.000 (Barrio Sur). De acuerdo a lo informado desde el cuartel de Bomberos a LA ARENA, «fuimos alertados por efectivos de la Delegación Sur (depende de la Seccional Sexta) sobre un incendio en una vivienda». «Cuando arribamos al lugar constatamos que el fuego se había propagado en el interior de una de las habitaciones y el humo ya había tomado posesión del resto de la casa. El dueño, que había salido y regresó con el fuego ya iniciado, intentó apagarlo, pero abrió las ventanas, ocasionó que ingresara oxígeno y el foco se propagó aún más», confió la fuente consultada.

Daños.
De acuerdo a lo observado por los socorristas una vez que sofocaron el incendio, «las pérdidas fueron muy grandes. El fuego quemó muchas de las pertenencias que había en la habitación, comenzando con un colchón, que fue donde iniciaron las llamas. Se quemó también un placard, una biblioteca y se propagó luego hacia el cielo raso, pasillo y a un baño, pero ahí las consecuencias fueron menores», agregó el funcionario público.
Al ser consultado por cómo se generó el siniestro, no tardó en asegurar que «cuando apagamos todo encontramos un teléfono celular completamente carbonizado. Estaba enchufado, por lo que podemos asegurar que una sobrecarga fue la causal».
Ante el episodio el vocero brindó, a modo de consejo, que «no suelen ocurrir eventos por un celular cargándose, pero sí por lavarropas u otros electrodomésticos; como así también por tomacorrientes cargados de enchufes. Así como lo hacen empresas de gas por los calefactores, o la propia Cooperativa de Electricidad, es bueno aconsejar a la gente para que evite dejar elementos enchufados si se va a retirar de su vivienda», dijo.
En cuanto a la salud del propietario de la casa se indicó que «resultó con quemaduras en el pelo por estar en contacto cercano con el fuego, pero estuvo afuera con nosotros y no presentaba heridas», aseguró.

Auto en llamas.
Poco tiempo después, cerca de las 11 de la mañana, un Renault Laguna sufrió un desperfecto eléctrico y sufrió el incendio de su motor. El rodado circulaba por la calle Garibaldi, en dirección a avenida San Martín. «La mujer que conducía (madre del propietario del auto) observó que comenzó a salir humo y descendió del vehículo. Nosotros arribamos y sofocamos. No fue grave, sólo una falla entre la batería y una de las mangueras que conectan la bomba eléctrica. El dueño del auto nos aseguró que el vehículo ya venía con desperfectos», dijo finalmente.