Inicio La Pampa Un chubutense varado

Un chubutense varado

VIAJE EN CASILLA RODANTE

A bordo de su casilla, Antonio, un hombre oriundo de la localidad chubutense de Trivilin, quedó varado al costado de una ruta que une Neuquén con Cipoletti ya que las autoridades no lo dejan quedarse en esa provincia y tampoco puede entrar a Río Negro. «No puedo volver a Río Negro y no puedo seguir en Neuquén», aseguró el damnificado.
Según cuenta el diario Río Negro, el hombre «viaja en soledad por las rutas argentinas con su vehículo y una casilla rodante». Unas horas antes de la activación del Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que estableció el aislamiento social preventivo por el Covid-19 hasta el 31 de marzo, Antonio partió desde la localidad bonaerense de Bolívar con el objetivo de llegar a su provincia.
Al llegar a Médanos, al sur de Buenos Aires, escuchó el anuncio del presidente Alberto Fernández en la noche del jueves y decidió seguir viaje a sabiendas de que a partir de las 0 del viernes entraría en marcha la cuarentena. Según le contó al medio rionegrino, al llegar a la localidad de Río Colorado, las autoridades le notificaron que podía circular si lo hacía en dirección a su lugar de origen.
Ante el visto bueno, el viajero siguió su camino por la ruta provincial 22, hasta que horas más tarde, luego de pasar por Cipoletti, se encontró con un escenario diferente. «No puedo volver a Río Negro y no puedo seguir en Neuquén. Propuse que me tomen la temperatura y todo lo que puedan para determinar que no transporto ningún virus y que no tengo ningún síntoma», manifestó.
Por estas horas, el ciudadano permanece varado al costado de la ruta, y según el portal, dijo con indignación que se quedó «a mitad de camino de mi localidad». El caso se da en un contexto en el que las provincias adoptaron sus propias medidas preventivas en sintonía con las medidas establecidas en el DNU presidencial.