Inicio La Pampa Un colegio denunció la violación de dos alumnas

Un colegio denunció la violación de dos alumnas

TIENEN 14 Y 15 AÑOS

Dos menores de edad de 14 y 15 años denunciaron penalmente que fueron abusadas, en dos momentos diferentes, por tres adolescentes y un joven de 18 años, quien estuvo unas horas demorado.
Las menores denunciaron dos agresiones sexuales que ocurrieron durante la madrugada del viernes 7, en dos viviendas distintas. Sin embargo, según indicaron a LA ARENA fuentes ligadas a la investigación, la denuncia se presentó formalmente el pasado lunes por la tarde «a través de autoridades del colegio secundario al que concurren, que detectan que las chicas no se encontraban bien. A partir de ahí se estuvo trabajando con el personal de la Unidad Funcional de Género, Niñez y Adolescencia» y, en la jornada de ayer se realizaron los correspondientes allanamientos en las viviendas donde habrían ocurrido los hechos.
En la causa, que «se inició con el conocimiento de un directivo del colegio, el cual advirtió esta situación e inmediatamente puso en conocimiento de la policía», hay cuatro personas acusadas, tres de ellas menores que rondan entre los 16 y los 17 años, mientras que la cuarta es mayor de edad y estuvo unas horas demorado.
Uno de los menores integra la selección de fútbol de La Pampa que participa de los Juegos de la Araucanía, aunque ayer no firmó la planilla para jugar en el partido en donde la provincia se impuso contra la delegación de Araucanía.

Medidas restrictivas.
Con respecto al mayor de edad, este diario pudo saber que fue indagado por Fiscalía ayer en las primeras horas de la tarde y se le dictó una medida de restricción a las víctimas. Por otra parte, en relación a los menores se intervino «con equipos interdisciplinarios» y se le dio «intervención al Juzgado de Familia». Por el momento, «se los notificó de la causa y del inicio de las actuaciones. Fijaron un domicilio donde recibirán la formal citación para comparecer en sede judicial».
Las víctimas y los acusados eran «conocidos de las redes, compartieron un evento y la denuncia es a raíz de ese evento», precisaron las fuentes.

El relato de las víctimas.
Una de las adolescentes hizo público el hecho a través de las redes sociales, donde brindó un crudo relato con el objetivo de que «no le pase a ninguna chica más».
En ese sentido, explicó que los hechos ocurrieron el viernes 7 de noviembre, cuando junto con su amiga fueron a la casa de uno de los acusados, que se encontraba con otros dos. «Fuimos allá con la mayor confianza del mundo y sinceramente sí, estábamos drogadas».
En un momento de la noche, notó que su amiga «estaba en estado inconsciente totalmente, y yo solo recuerdo partes específicas» y observó como «se golpeó la cabeza con las paredes. Yo intenté llevarla al sillón y le pedí ayuda a uno de los chicos, que en vez de ayudarme la alzó e hizo gestos en burla», como si mantuviera relaciones con ella, según relató.
Luego, señaló que su amiga «no sé cómo termina en la pieza» con dos de los acusados manteniendo relaciones sexuales, «lo cual fue un total abuso ya que ella no se podía ni parar, y la golpearon hasta dejarle marcas. Yo intenté sacarla», continuó y agregó que le cerraron la puerta en la cara. «Yo tampoco recuerdo qué hice después», afirmó y sostuvo que tiene «un recuerdo» de haber sido abusada por el tercer joven que estaba en la vivienda. «No se cómo llegué ahí, y tampoco se cuidó», resaltó.
Más tarde, constató que a su amiga le faltaba el teléfono y denunció que «lo había robado uno de los chicos».

Segundo hecho.
La adolescente precisó que los acusad
os «nos echan del departamento», aduciendo que una de ellas «estaba muy mal». Es allí que se retiran del domicilio y, sin saber cómo, arribaron a la vivienda de un amigo. «El nos dejó que nos quedemos a dormir, me dijo que la calme pero sin embargo, cuando me dormí», él habría aprovechado la ocasión para mantener relaciones con su amiga, quien después «no se acordó nada» por el estado en el que se encontraba.
Fue allí donde la joven que relató los hechos presuntamente también fue abusada. «Yo tengo recuerdos de haberme despertado con él encima mío y después me mandó un mensaje diciendo que no diga nada de eso».
«Si bien estábamos drogadas, se abusaron de eso. Una persona en ese estado no es capaz de tomar decisiones y menos para mantener relaciones», añadió.
Finalmente, explicó que no hicieron al denuncia antes porque «al día siguiente nos tomamos esto como si fuera normal, y no lo es. Después nos dimos cuenta de la gravedad del problema y no queremos que le pase a ninguna chica más».