Un colegio está “preocupado” porque “muchos” estudiantes apoyan la ley del aborto

Acto en el Colegio Domingo Savio para celebrar los 90 años del Colegio.

A través de un mensaje en Facebook, el Colegio Domingo Savio de Santa Rosa manifestó su “preocupación” por el apoyo de parte de sus estudiantes al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Mario Casetta, director de la Obra Salesiana, escribió un comunicado días atrás en la popular red social donde habla de no generar divisiones e incluso “despañuelizar” la reflexión.

“Como director general de la Obra, quiero compartir algunas reflexiones que venimos haciendo en nuestra comunidad con el Equipo de Animación, Gestión y Acompañamiento, con los docentes, padres y alumnos, todos comprometidos en la búsqueda de dar respuesta a un tema tan complejo como la ley de despenalización / legalización del aborto.
En nuestra sociedad se han generado polarizaciones, dificultades para dialogar respetuosamente aunque pensemos distinto. El debate ha generado enfrentamiento y falta de respeto. Nos preocupa que muchos jóvenes de nuestra institución y de otras estén a favor de dicho proyecto de ley”, indica Casetta.

Y prosigue:  “En los últimos días, he conversado con muchos docentes, padres y me han cuestionado por qué no hemos salido como institución con alguna declaración tomada frente al tema. No he considerado oportuno sacar ningún tipo de proclama hasta el momento. Pero hoy quiero decir que apostamos a seguir educando en el valor de toda vida. De la vida que está amenazada en cualquiera de sus formas. El Instituto Domingo Savio, que yo represento, no acepta una ley que atenta contra el don de la vida y esto no es un dogma interno de la Iglesia, sino una convicción humanista. La vida, siempre debe ser defendida. Eso es lo que le enseñamos a nuestros jóvenes. No queremos que los debates generen más grietas. El mensaje de Jesús, del evangelio, es a favor de la vida que debe ser cuidada y respetada. Los invito a todos a que ‘Despañuelicemos’ la reflexión, no nos ayuda, nos aleja, y nos divide. No descalifiquemos al que piensa distinto. Busquemos puntos de encuentros.  Estas simple palabras están dirigidas a todos los que coincidimos que la vida es don de Dios y por eso debe ser respetada, cuidada y defendida. Pidamos al Dios de la vida el don de la sabiduría y la gracia que nos permita como comunidad encontrar los medios para defender la vida”.