Un condenado, a prisión efectiva

AMENAZAS A EX PAREJA

El juez de control santarroseño Nicolás Casagrande Lorences condenó ayer a Hugo Rubén Goiriz a seis meses de prisión, por ser autor del delito de amenazas simples, el cual deberá ser valorado en el marco de la ley 26.485 de Protección Integral contra la Mujer, y le unificó la sanción con otra anterior en una pena única de un año y siete meses de prisión de cumplimiento efectivo y lo declaró reincidente. El acusado permanece detenido en la alcaidía local.
En el legajo quedó probado que el 4 de junio del año pasado, el imputado -un estudiante de 20 años- “pasó varias veces en moto por el domicilio de quien fuera su ex pareja, lugar donde aceleró fuerte, gritó e insultó, mientras le decía que le iba a quemar la casa”. Todo ello lo hizo en presencia de una joven que fue la denunciante.
La causa se resolvió por la vía alternativa del juicio abreviado, que acordaron el fiscal Walter Martos, la defensora oficial Silvia Annecchini y el imputado. La víctima, al ser informada de ese acuerdo, dio su consentimiento.

Pena unificada.
A Goiriz se le unificó la pena a seis meses efectivos en una pena única de un año y siete meses de prisión, porque ya tenía otra sentencia condenatoria del 30 de noviembre de 2017. En esa oportunidad, en otro abreviado, el juez de audiencia Andrés Olié lo había condenado a tres meses de prisión por hurto simple y le había unificado la pena con una anterior de un año y seis meses en suspenso en una sanción única de un año y siete meses de cumplimiento efectivo, revocándole la libertad condicional.